Shayton Equilibrium. El halcón esloveno

Shayton Equilibrium

Shayton Equilibrium

La producción de automóviles veloces de un millón de euros está a la orden del día. Ya no sólo las marcas constituidas en la industria automotriz se atreven a invertir infinitas cantidades de dinero en investigación y tecnología para dar origen a estas máquinas de deseo; también fabricantes independientes se han sumado al trabajo con resultados más que alentadores.

Una de estas empresas soñadoras es la eslovaca Shayton, que mantiene en el tintero uno de los proyectos más ambiciosos en los que puede embarcarse un pequeño constructor: dar origen a un superdeportivo de serie que se corone con el título del más rápido del planeta.

El nombre del auto que está a punto de entrar en producción es Equilibrium, vehículo forjado a base de fibra de carbono, titanio y aluminio, con prestaciones de alto nivel y diseño extra exclusivo que pronto espera verse las caras en las pistas de pruebas con modelos como Bugatti Veyron, Koenigsegg, SSC Ultimate Aero o Pagani por el control del record de velocidad de vehículos de serie.

Para hacer frente a estos monstruos de las pistas, Shayton Equilibrium se apoya en un motor V12 de desconocida procedencia que desarrolla fieros 1.099 caballos de fuerza y 930 Nm de par máximo, energía con la que es capaz de llegar hasta los 100 kilómetros por hora desde posición de reposo en insignificantes 2,9 segundos, duplicar esa velocidad en 8,5 y seguir acelerando hasta superar la barrera de los 400 kilómetros por hora. Esto no sería posible sin la ayuda de su caja de cambios secuencial de siete velocidades que domestica toda la potencia de este particular halcón (Shayton significa eso).