Darío Verón se pierde el cierre de torneo por suspensión

Castillo y Palencia recibieron un juego de castigo.

El partido del domingo pasado le salió muy caro a los Pumas de la UNAM, ya que no solamente perdieron un duelo que parecía a modo ante Veracruz, además llegaron a cinco partidos sin ganar en la Liga MX, pero a pesar de todo aún tienen posibilidades de clasificar, sin embargo no contarán con su capitán Darío Verón para el cierre de torneo, ya que fue suspendido por dos partidos por una dura entrada sobre Adrian Luna,

Cuando se jugaba la primera mitad del encuentro entre felinos y escualos, Darío Verón cometió una falta artera, aplicando un duro pisotón al atacante del cuadro del Puerto, por lo que el arbitro central no dudo en mostrarle de inmediato la tarjeta de expulsión y el castigo de dos partidos al que fue acreedor el paraguayo se debe a que fue culpado por cometer “juego busco grave”.

Darío Verón no fue el único suspendido para los universitarios, ya que Nicolás Castillo también fue expulsado por insultar al cuerpo arbitral y el entrenador Francisco Palencia vio la tarjeta roja por hacer constantes reclamaciones, pero ellos solo fueron suspendidos por un partido.

El equipo capitalino vive un momento muy complicado, ya que no han podido encontrar su mejor nivel y parece que la relación entre los jugadores, afición y Palencia no es la mejor, es algo que quedó claro el partido pasado, en el cual se pudieron apreciar constantes discusiones entre los futbolistas, abucheos de la gente, la Rebel (barra de los universitarios) se negó a entonar el Goya al finalizar el encuentro.

Las cosas no están bien en el cuadro auriazul, los malos resultados recientes han complicado aún más la situación, pero a pesar de todo los universitarios están a dos puntos de la zona de clasificación y van a  buscar el pase a la liguilla en las últimas dos jornadas.

Fue una jornada de pocas sanciones, ya que la lista la completan Miguel Ponce, quien fue expulsado y recibió un partido de castigo e Hirving Lozano se fue suspendido por acumulación de tarjetas amarillas.