Hirving Lozano iría al Celta de Vigo en verano

Los españoles quieren comprar un porcentaje de la carta del "Chucky"

El talentoso delantero de 21 años Hirving Lozano es uno de los futbolistas mejor cotizados en Europa, tanto que los Tuzos ya se han dado el lujo de rechazar algunas ofertas de equipos grandes del viejo continente, sin embargo parece que no hay vuelta atrás, el jugador tendría sus horas contadas en la Liga MX y en verano partiría a vivir una nueva aventura y su destino sería el Celta de Vigo de la Liga Española.

Ni el Manchester United, ni el Ajax de Amsterdan, ni tampoco el PSV Eindhoven, el destino del “Chucky” sería el equipo español y una clara muestra de esto son las declaraciones del Presidente del Club Pachuca Jesús Martínez, quien considera que el equipo ibérico es el ideal para que que Hirving Lozano continúe con su carrera como jugador de futbol.

“El Celta es una de las opciones más atractivas, es uno de los equipos que más nos atraen, Hirving Lozano tiene muchas ofertas, hay muchos equipo interesados en contar con el, pero el Celta es un equipo que le conviene a él, nos conviene a nosotros y a ellos también, sería el lugar ideal para él”, dijo contundentemente Martínez Patiño.

“El Celta es el equipo ideal para Lozano”, mencionó el Presidente de los Tuzos.

Aunque no hay nada firmado aún, el Celta de Vigo lleva mano para adquirir un porcentaje de la carta de Lozano, ya que la idea de la directiva de los hidalguenses es quedarse con parte de los derechos federativos, obteniendo una ganancia mayor cuando el club español venda al crack mexicano.

Otros de los aspectos a considerar es que existe una unión institucional entre Pachuca y Celta, lo que facilitaría la transacción, además de que existe una amistad entre los presidentes de ambos clubes.

La única manera de que Hirving Lozano pudiera permanecer en México hasta diciembre, sería que Pachuca juegue el Mundial de Clubes, sin embargo mantenerlo luce prácticamente imposible.

Hiving se convertiría en el jugador mexicano más caro de la historia, al menos esa es la intención de la directiva blanquiazul