Caifanes se presentará en la Arena Ciudad de México, ¡confirmado!

Caifanes, una de las bandas de rock más icónicas en nuestro país, dará un concierto en la Arena Ciudad de México en Septiembre próximo.

Caifanes, banda mexicana de rock que estuvo activa de 1986 a 1995 y que volvió a escena a partir del 2011, ha confirmado show en la Arena Ciudad de México: 30 de Septiembre. Se trata de un recorrido por lo mejor de su historia musical. A partir de mañana, 1o de Abril, podrás adquirir tus entradas al concierto a través de Superboletos. Las localidades van de los 350 a los mil 750 pesos.

De acuerdo a lo planeado, el 30 de Septiembre en punto de las 8 de la noche, la banda liderada por Saúl Hernández iniciará con un amplio repertorio de canciones que han marcado la vida de varias generaciones.

La banda se formó como un cuarteto conformado por Saúl, Alfonso AndréSabo Romo y Diego Herrera, lanzando en 1987 el álbum debut Caifanes. En 1988 se unió Alejandro Marcovich y, ya estructurados como quinteto, publicaron los álbumes Caifanes, Volumen II (debido a la portada del disco, es hasta hoy conocido como El diablito) y El Silencio. Durante 1993, Romo y Herrera dejaron la banda y los miembros restantes (ya como un trío) publicaron el cuarto álbum de estudio de Caifanes, El nervio del volcán. Más tarde, diferencias entre Hernández y Marcovich llevaron a la desintegración del grupo en 1995. Saúl Hernández continuó con el proyecto Jaguares, el cual incluiría piezas de Caifanes además de material inédito. Finalmente, en 2011, tras una reconciliación con Marcovich, Hernández formalmente revivió Caifanes como quinteto. Eventualmente, sin que se presumieran más peleas internas, en 2014 un comunicado de prensa anunció que Caifanes regresaría al cuarteto original sin Marcovich.

Como dato curioso, en 1992, The Cure pidió a Caifanes que abriera su concierto en México, sin embargo (y con la mano en la cintura), se negaron a hacerlo por no haber presentado aún su álbum El Silencio, mismo en el que se encontraban enfocados al cien por ciento. Solo los intérpretes de La célula que explota podrían haberse dado semejante lujo.