Roman Polanski no podrá volver a Estados Unidos sin ser detenido por el delito de violación (a una menor)

El director de filmes como El Pianista, cumplió solo 42 días de prisión, de regresar a Estados Unidos, tendrá que ser detenido nuevamente.

A menos de que elija ser detenido (nuevamente) por el caso de violación de una menor en 1977, Roman Polanski no podrá ingresar a territorio estadounidense. La Corte Superior de Los Ángeles ha rechazado la petición del cineasta para que se diera por cumplida la sentencia (de 42 días en prisión) por el delito de estupro.

En 1977, Polanski mantuvo relaciones sexuales con Samantha Geimer, una joven de tan solo 13 años, después de proporcionarle champán y facilitarle drogas con el pretexto de fotografiarla para una revista. Tras un controvertido acuerdo con la fiscalía, cumplió una condena de solo 42 días en prisión y ante un caso legal sumamente polémico, huyó a Europa al descubrir que, aparentemente, el juez encargado del proceso planeaba condenarle a 50 años de cárcel.

Hoy, a sus 83 años, Roman Polanski busca el modo de volver a tierra estadounidense considerando ha pasado demasiado tiempo en condición de fugitivo. Se dice que la intención de regresar libremente a Los Ángeles tiene que ver con su deseo de visitar la tumba de su primera esposa, Sharon Tate, asesinada en 1969 por Charles Manson y sus seguidores y cuyos restos mortales descansan en el cementerio Holy Cross en Culver City, California.

Sin embargo, y tras la petición de los representantes legales de Polanski ante las autoridades correspondientes, el juez de la Corte Superior de Los ÁngelesScott M.Gordon, ha decidido que Polanski no tiene derecho a ver absuelta su pena tras huir de la justicia estadounidense

Harlan Braun, abogado de Polanski, argumenta que su cliente enfrentó un máximo de 12 meses de cárcel de acuerdo a los estándares de la década de los 70 en los Estados Unidos. Braun, también solicitó al tribunal que levante la orden de detención de Polanski, que se publicó en 1978 tras detectar buena cantidad de irregularidades en el caso (y la huída del cineasta). Ambas peticiones fueron denegadas. Roman Polanski no podrá volver a Estados Unidos a menos que elija pisar la cárcel.