Gabriela Spanic es libre: concluye disputa con TV Azteca

Gabriela Spanic, libre para trabajar en la TV.

La actriz Gabriela Spanic es libre de trabajar en TV.
Gabriela Spanic concluyó disputa legal con TV Azteca.

 

Desde hace 10 meses la actriz Gabriela Spanic enfrentaba un proceso legal contra TV Azteca por rescindirle su contrato laboral de cinco años, pero la venezolana informó que le dieron su carta de liberación y ya puede trabajar para la televisión.

“El 23 de febrero pasado firmé en Conciliación y Arbitraje la liberación con Azteca. Ya tengo la carta, llegamos a un acuerdo muy amistoso y todo súper bien. Ya puedo trabajar en la televisión, porque antes no podía”, precisó.

“Estoy agradecida con Azteca, no tengo nada malo que decir acerca de ellos. De hecho, las puertas quedan abiertas para un futuro, porque llegamos a buen término”, añadió.

Mientras laboró en TV Azteca, Gabriela Spanic protagonizó las telenovelas “Emperatriz” (2011) y “La otra cara del alma” (2012-2013). Además, hizo una participación especial en “Siempre tuya, Acapulco” (2014), y en el programa de concursos “Soy tu doble” (2012).

Mencionó que tiene varias propuestas de telenovelas, series y películas, pero no puede confirmar nada hasta firmar contrato.

Por lo pronto, continuará estelarizando la obra “Un Picasso”, al lado del primer actor Ignacio López Tarso, trabajo por el cual recibió el premio de la APT (Agrupación de Periodistas Teatrales). Informó que en breve se presentarán en Brasil y Chile.

La obra nos presenta un fragmento de la vida real del pintor español, quien durante la ocupación alemana en Francia fue detenido e interrogado por una funcionaria de cultura para que reconozca y certifique que tres de sus pinturas son auténticas.

La obra se presenta en el Teatro San Jerónimo los viernes 19:30 horas y 21:30 horas,  sábados 18:30 y 20:30 horas y domingos 17:30 y 19:30 horas.

La actriz, que suma 26 años de carrera, reveló que no tiene pareja sentimental porque no ha encontrado al hombre adecuado.

“He salido, pero no estoy enamorada. No es difícil (conquistarla), es fácil. Se requiere que tenga el corazón súper grande, que no tenga complejos, que me deje ser, que no quiera dominar mi vida, mis cosas, ni mi dinero. Ah, y que sea muy tierno”, puntualizó.