Jennifer Garner y Ben Affleck se divorcian. Ahora sí, es definitivo

No hay vuelta atrás. La pareja de actores ha decidido presentar oficialmente los papeles de divorcio en el juzgado.

Diez años de un matrimonio de altas y bajas fue suficiente. Hoy no hay vuelta atrás, Jennifer Garner y Ben Affleck, presentaron oficialmente los papeles de divorcio en el juzgado.

Según TMZ, los documentos legales para iniciar el proceso legal de separación fueron presentados de forma conjunta por Jennifer Garner y Ben Affleck en el Tribunal Superior de Los Ángeles, California. Según la misma fuente, en sus respectivas demandas, ambos solicitan la custodia de los tres hijos que tienen en común; además, la expareja de actores tendrá que repartirse los beneficios generados durante su matrimonio a partes iguales, ya que no firmaron ningún acuerdo prenupcial.

Los pequeños, fruto de diez años de matrimonio, Violet Anne, de 11 años, Seraphina Rose Elisabeth, de 8, y Samuel, de 5, espera el resultado de un proceso que podría durar hasta seis meses, aunque según la revista People, se espera que sea lo más amigable posible.

El mes pasado se veía a la feliz pareja disfrutando junto a sus hijos, trascendió una posible reconciliación. La familia disfrutó de unos días en París, en los que visitaron lugares tan emblemáticos como la Ópera, Sacré-Coeur y el jardín de Luxemburgo. A pesar de que la pareja había dejado claro que mantiene una buena y cordial relación por el bien de sus tres hijos, Daily Mail publicó que un testigo los vio besándose en el bar del hotel en que eligieron hospedarse en la Ciudad del amor. Hoy está confirmado, no hay vuelta atrás. Aún ninguno de los actores se pronuncia ante la noticia, se desconoce la causa de la separación definitiva.

La actriz de 43 años ha asegurado a la revista Vanity Fair que el ex de Jennifer López, Ben, “es y será el amor de su vida y que no se arrepiente de su matrimonio pese a que terminara en ruptura.