Kim Kardashian admite que mantener la figura es duro

Kim Kardashian

Kim Kardashian

“Me encanta comer, pero también me gusta hacer ejercicio, así que afortunadamente una cosa compensa a la otra. Si necesito ponerme en forma para una sesión de fotos o para que me entre el bikini, dejo de comer alimentos procesados y carbohidratos durante dos semanas”, contó Kim Kardashian a la revista británica Hello!

“Siempre he tenido curvas y durante mucho tiempo he estado dando una clase en el oeste de Hollywood llamada Barry’s Bootcamp. Pero hace poco empecé a entrenar con Tracy Anderson. Parece verdaderamente sencillo, pero es un trabajo muy duro. Después de 12 semanas haciendo ejercicio con ella noté la diferencia. Aun así es duro porque me encanta la comida y soy muy golosa. Mi debilidad son los helados y los yogures helados”.

Kim Kardashian también admitió no ser fan del Botox después de haber usado en una ocasión los rellenos no invasivos.