El barco de Women on Waves arriba a México para darle a las mujeres un aborto seguro

El barco de Women on Waves está en México

El día de ayer, se anunció que el barco de Women on Waves está en México. Women on Waves fue fundada en 1999 por Rebecca Gomperts, una médica holandesa. Conmovida por la realidad que viven las mujeres en regiones como América Latina, en donde mueren porque no tienen acceso a abortos seguros, Gomperts decidió crear esta organización para “responder a una necesidad médica urgente y llamar la atención sobre las consecuencias de embarazos no deseados y del aborto ilegal”.

En su misión por México, se instalaron en Ixtapa, Zihuatanejo.

La organización, aseguró en un comunicado que su barco cuenta con todos los permisos requeridos por México y que “ya inició su campaña”, con la que atenderá a las mujeres hasta este próximo domingo 23 de abril.

“Los servicios que se brindan a bordo se rigen por los más altos estándares médicos internacionales y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, manifestó Women on Waves sobre su barco, que se rige en aguas internacionales por la ley holandesa.

La agrupación, recordó que en México el aborto es legal en casos de violación sexual, aunque la ley “no siempre se cumple para garantizar el acceso a este servicio”.

En el puerto, suben a mujeres al barco, se transportan a aguas internacionales y, ya ahí, les dan acceso a misoprostol y mifepristona, pastillas que, ingeridas de manera conjunta, especialmente antes de que se cumplan las 10 semanas del embarazo, provocan un aborto (según su página, el porcentaje de mujeres que requieren algún tipo de cuidado después de la ingesta, en esta temporalidad, es bajo: el 2.7%).

En México, coordinándose con organizaciones locales, como GIRE, Women on Waves ha llegado a Guerrero y está ofreciendo acceso al aborto seguro para mujeres que tienen no más de 9 semanas de embarazo. ¿Por qué México? Replico su comunicado:

“El aborto en caso de violación sexual es legal en todo México, pero en cada entidad existen otras razones por las que se permite el aborto, aunque la ley no siempre se cumple para garantizar el acceso a este servicio. Por ello, en situaciones distintas, las mujeres que desean abortar necesitan asumir los costos, tanto económicos como de logística y de transporte hacia la Ciudad de México, donde el aborto es legal desde hace diez años por libre decisión de la mujer. Pero muchas mujeres no pueden viajar o costear este viaje y se ven obligadas a realizarse un aborto inseguro poniendo en riesgo su salud y su vida; con la probabilidad de verse criminalizadas y, en ocasiones, encarceladas.

El derecho a un aborto seguro va más allá de ideologías y de política, es una necesidad médica urgente que debe garantizarse en todas las entidades federativas del país. Esta campaña de derechos humanos quiere visibilizar la necesidad de abortos seguros en todo México, así como la solidaridad de las mujeres de todo el mundo.

Desde 2009 se estima que cada año se realizan un millón de abortos en todo el territorio mexicano. En la Ciudad de México el procedimiento es seguro y efectivo, pues se realiza bajo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con sólo un índice de complicaciones de 0.68%; mientras que en el resto del país, debido a las restricciones legales, el índice de complicaciones aumenta a 36% [Guttmacher Institute (2008)]. Además, el 9.2% de muertes maternas están relacionadas al aborto [Freyermuth, Numeralia 2014, 2016]. La falta de acceso y la criminalización de las mujeres continúan vulnerando su derecho y acceso a la salud, al avance de la ciencia y a una vida digna.