Beneficios y propiedades del calostro o primera leche

Tras el parto, en la mayor parte de los casos, la mujer produce lo que se conoce como calostro o primera leche. Algunas incluso pueden producirla en la fase final del embarazo. Lo cierto es que se trata de un alimento de suma importancia para el buen estado y desarrollo del bebé que es excelente en sus beneficios y propiedades.

De color amarillo claro y viscoso al tacto, este líquido tiene un muchas propiedades. Entre los beneficios destaca el alto contenido en proteínas y anticuerpos, esenciales para el bebé. Por medio del calostro, el recién nacido recibe vitaminas, minerales y calorías que le ayudarán a ganar peso y fortalecer su organismo.

Esta primera leche, además, le permite a la madre asegurarse que su niño esté protegido contra enfermedades. Pero hay más, porque también ayuda al bebé a tener su primera deposición, conocida como meconio, de un color oscuro y de consistencia viscosa.

Es fundamental, de acuerdo al consejo de los médicos, que la madre aproveche las propiedades del calostro o primera leche y amamante a su hijo en la primera hora de vida. Así, estará beneficiando al instinto de succión y contribuyendo a que el calostro cumpla a pleno su función y todas sus propiedades sean aprovechadas.

Suele ocurrir que el bebé recibe esta primera leche hasta un máximo de 3 días después del parto. Desde entonces, la madre comenzará a producir la leche con la que alimentará a su pequeño en los meses posteriores.