¿Cómo aprender a quererte a ti misma?

Para aprender a quererte a ti misma, debes empezar desde la mente. Sigue con tu aspecto personal e higiene y ¡consiéntete!

La autoestima es el amor que tenemos hacia nosotros mismos. Es muy importante porque es una forma de proyectarnos hacia los demás. Me refiero a que si yo me quiero (tengo buena autoestima), los demás que van a querer.

Es muy importante practicar el amor hacia nosotras mismas. Debemos aceptarnos tal y como somos, con nuestras virtudes y defectos, pues todo conforma lo única y especial que es cada mujer.

Empieza desde la mente

Para aprender a querernos a nosotras mismas, hay que empezar desde la mente para que actúe a nuestro favor.

  • Controlan los pensamientos negativos
  • Reconoce los pensamientos antidestructivos
  • Sustituye la envidia por admiración
  • Estate consciente de tus cualidades
  • En vez de afanarte por algún defecto, anótalo en la lista de ‘Cosas por cambiar’
  • No te menosprecies
  • Acepta los elogios con un ‘Gracias’, no con un ‘No, es por tu cariño que me ves linda’

Cuida tu higiene personal

Una cosa es cuidar tu aspecto y otra, cuidar tu higiene personal. Báñate todos los días, limpia tus uñas, usa perfume y desodorante, y acude de vez en cuando a cortarte el pelo. Esto en trascendental para aprender a quererte a ti misma.

Cuida tu aspecto

Está comprobado que si nos arreglamos y cuidamos nuestro aspecto, nos sentiremos bien, bonitas, seguras y confiadas. Cuida tu aspecto para que aprendas a quererte a ti misma. No se trata de que siempre estar vertida a la última moda y maquillarte a diario, pero de no verte descuidada.

Cuida tu cuerpo

Si aprendes a cuidar tu cuerpo, estarás haciendo mucho a favor de quererte a ti misma también. Evita el sedentarismo, elige una alimentación sana y nutritiva, opta por el ejercicio y duerme al menos 8 horas.

Dedica tiempo a consentirte

Dedica tiempo a ver una película, a comer tu postre favorito, a escuchar música poner tu programa de TV favorito. Mereces consentirte.