¿Cómo evitar comer en exceso durante el verano?

Debemos evitar comer en exceso a toda costa, pues sin importar la estación del año, se nota por dentro y por fuera.

Hay quienes aseguran que un mismo plato que en otra época del año le puede caer sumamente indigesto, en verano no solo lo puede digerir mejor, sino disfrutarlo a pleno. Es que la distensión de estos meses de verano conllevan la posibilidad de entregarse a los placeres de la carne.

Pero es preciso evitar comer en exceso porque luego nos arrepentiremos.

Para ello, lo primero es saber que puede gozarse de una comida sin necesidad de darse un atracón. Incluso se puede disfrutar mejor del plato preferido si uno se queda con algo de ganas de repetir.

Si existe una comida o un restaurante en particular en el que siempre terminamos comiendo de más, quizá sea mejor no ir por la noche, ya que si lo hacemos durante el día, tendremos mejores perspectivas de digerir lo consumido.

Ordenar un poco de muchos platos distintos puede llevar al engaño de creer que se comerá menos. Es aconsejable pedir un solo plato, evitando los postres hiper calóricos y bebiendo un sorbete de limón como acompañamiento, tomando pocas cantidades de alcohol.

Un último consejo: evitar bajo todo punto de vista comer como si fuera el último día en la Tierra, ya que quizá estemos solo canalizando la angustia o la insatisfacción.

Control y placer por la comida pueden ir de la mano, evita comer en exceso con mucha fuerza de voluntad.