Consejos para hacer masajes eróticos

Los masajes eróticos, son una buena forma de empezar el coito.

Un masaje tranquiliza, relaja o estimula. En este último caso, los masajes eróticos juegan un rol importante.

El ambiente puede influir a la hora de los masajes eróticos, así que prepara velas aromáticas, pon música suave de fondo y deja una iluminación tenue.

Para hacer masajes eróticos, sigue estos consejos:

  • Siéntanse cómodos los dos.
  • Disfruten ambos.
  • Tómate el tiempo necesario para crear un ambiente propicio para la intimidad.
  • Conoce sus zonas erógenas y puntos de placer.
  • Usa aceites con beneficios eróticos.
  • De preferencia, ten las manos tibias.
  • Alternen entre dar y recibir masajes eróticos.
  • Alimenta el erotismo.
  • Alterna entre caricias suaves y profundas.
  • Pon en práctica, estímulos como besar, chupar, lamer, soplar, palpar, etc.
  • Utiliza recursos como hielos, texturas, telas, plumas, etc.
  • Pon atención especial en los pies.

Masajes eróticos

Para comenzar con un masaje erótico, debes recorrer el cuerpo de tu pareja de forma exploratoria y suave. Para no apresurar el coito y disfrutar de los masajes eróticos, debes dejar para el final esos puntos que saben que le causan más placer.

Utiliza los aceites no sólo en partes ‘comunes’ sino en las zonas genitales también. Esta es una forma de evitar el dolor y aumentar el placer.

Al momento de la penetración, no olvides seguir estimulando y ‘masajeando’.