Diseños exquisitos de Elie Saab en la Semana de la Moda

Seda y tul
Seda y tul
La fórmula casi patentada del diseñador de modas libanés, Elie Saab, es la seda y el tul.
Lentejuelas y brillos
Lentejuelas y brillos
Además, Elie Saab sabe bien que nada combina mejor con seda y tul que lentejuelas y piedras brillantes.
Impactante
Impactante
La colección otoño-invierno 2011-2012 que presentó en la Semana de la Moda en París fue impactante.
Delicadeza y femineidad
Delicadeza y femineidad
La delicadeza y femineidad brotaba de cada una de las piezas de Elie Saab y denotaba su buen gusto.
En un ambiente celestial
En un ambiente celestial
Las luces, en tonos azules, crearon un ambiente celestial, el único que combinaba a la perfección con la colección.
Gala o etiqueta
Gala o etiqueta
En la Semana de la Moda, Elie Saab se lució presentando creaciones que encajarían a la perfección en cualquier gala o evento de etiqueta.

Bordado de pedrería
Bordado de pedrería
El desfile de Elie Saab fusionó varios elementos que resaltaron el bello pero complicado trabajo de bordado de pedrería en sus creaciones.
Impecable
Impecable
A pesar de desenvolverse en un mundo que demanda audacia, originalidad y cambio constante, la participación de Elie Saab fue impecable.
Exquisitez
Exquisitez
Gracias a la exquisitez de cada pieza, el toque que Elie Saab dio a la Semana de la Moda fue más que complaciente a todos y cada uno de los sentidos.
Ajustados y sueltos a la vez
Ajustados y sueltos a la vez
Las modelos recorrieron la pasarela del miércoles con vestidos tipo bustier, drapeados artísticamente y con faldas vaporosas ajustadas en la cintura con cinturones delgados.

Buen toque
Buen toque
El movimiento de los fluidos chifones era provocado por ventiladores colocados en el área reservada para los fotógrafos y fueron un buen toque que complementó el desfile de Elie Saab.

Inolvidable
Inolvidable
Las creaciones, que pueden describirse con mil y un cualidades positivas, se sumaron para conformar un desfile inolvidable.
Aplaudido
Aplaudido
En fin, Elie Saab, en esta Semana de la Moda, demostró por qué mereció ser así de aplaudido.

«
»