Estimulación temprana para bebés más felices

Es muy importante la estimulación temprana para porder desarrollar todo el potencial de tu bebé. Además, ayuda a que ellos sean más felices.

Ya que la estimulación temprana ayuda a todos los bebés y les beneficia enormemente, una buena forma es empezar con el tuyo a los 2 meses. Toma en cuenta que es de gran ayuda que lo vistas con ropa cómoda para que pueda moverse libremente.

Estimulación de prensión

Ponle objetos entre sus manos. ¿Opciones? Juguetes, sonajeros o chupetes.

Estimulación sonido-movimiento

Deja que juegue con objetos que hagan ruido. Puedes también, ponerle una pulsera con sonido en la muñeca.

Estimulación visual

Sobre su cuna puedes poner una barra de colores fuertes y brillantes. Obséquiale juguetes coloridos. Deja que vea la tele contigo pero por muy poco tiempo. Asistan a shows de títeres, musicales, obras, etc.

Estimulación motora

Deja que tu bebé manipule objetos con diferentes texturas. Obsérvalo mientras juega con plasticina, cubos rígidos, peluches, cojines, etc. Mueve sus pies, sus manos, sus brazos y piernas; todo su cuerpecito.

Estimulación verbal

Háblale a tu bebé. Platícale de forma cariñosa y amistosa. Vocaliza delante de tu bebé con movimientos claros y repite los sonidos que él haga.

A los 2 meses es una  buena edad para comenzar la estimulación temprana porque es entonces cuando ya responden a ciertos estímulos: pueden sonreír, fijan la mirada, siguen movimiento, levantan su cabeza… También están alerta ante los ruidos y las diferentes clases de estímulos (táctiles, visuales, etc).