La falta de sexo influye en el estrés

La falta de sexo influye en el estrés, por eso, nada mejor que una sesión de sexo regularmente.

La vida sexual en una pareja está íntimamente relacionada con el buen funcionamiento de la relación, pero tiene otros beneficios que involucran a cada uno de sus integrantes.

El sexo nos aporta placer, de esto no cabe duda, aunque tiene otras connotaciones.

Tener una sexualidad activa es una forma de cuidar la salud, ya que por medio de la práctica erótica logramos descargar tensiones que de otro modo se acumulan y nos causan problemas.

Un estudio de la Universidad de Psicología de Gotinga, en Alemania, y tras entrevistar a 31.868 hombres y mujeres, determinó que el 36% de ellos y el 35% de ella apensas si tenían sexo una vez en la semana. Ante la frustración que les generaba la baja actividad sexual, aumentaban su dedicación al trabajo, en otras responsabilidades.

En estos casos, se incremente el estrés, con lo que se produce un círculo vicioso de cansancio, necesidad de dormir y poco sexo. Una mezcla de la que es mejor alejarse cuanto antes.