¿Por qué no debemos calentar la leche del bebé en el microondas?

No expongas a tu bebé, calentar la leche en el microondas puede ser peligroso

La leche para muchos bebés se convierte en un indispensable en su rutina para dormir, hay bebés que les da igual si la leche está fría o caliente simplemente se la toman y listo. Lo recomendable sería que la tomaran a temperatura ambiente.

El caso es que muchas veces por las prisas nos es más fácil y práctico usar el microondas en lugar de una olla o un calentador de biberones. Sin querer ser fatalistas sobre el uso del microondas te damos algunas razones para que limites su uso, especialmente si es para calentar la leche de tu bebé.

Una de las principales razones es que le puedes provocar una quemadura a tu bebé. Cuando se usa el microondas para calentar cualquier comida o el agua para café, no se calienta de manera uniforme, lo mismo pasará con la leche de tu bebé, aunque pareciera que está tibia en otras partes puede estar más caliente y puede ser peligroso al no tener una temperatura adecuada uniforme le podría quemar lengua o garganta. Los pediatras no lo recomiendan.

Seguramente has escuchado que usar recipientes de plástico para calentar comida es malo para la salud ya que el plástico libera sustancias como BPA y BPS que son interruptores endocrinos, es decir, causan problemas hormonales , con una sobrecarga de estas sustancias se aumenta el riesgo de que los niños padezcan asma, cáncer de próstata en hombres o cáncer de mama en las mujeres.

La comida pierde los nutrientes que necesita nuestro cuerpo cuando es procesada es decir, cuando se calienta, hierve o se fríe. Si usamos el microondas para calentar nuestra comida, las verduras pierden nutrientes y la composición de la comida cambia, incluyendo la proteína de la leche.

Rusia en la época de los 90’s prohibió el uso y la venta de los hornos de microondas ya que los primeros modelos emitían ondas de electromagnetismo muy elevadas que eran dañinas para la salud. Ahora los microondas pasan por rigurosas pruebas para que estas ondas sean lo más bajas posible de manera que no pongan en riesgo nuestra salud.

Limita el uso del microondas y aunque te tardes unos minutos más usa la estufa. No pongas en riesgo la salud de tu familia.