Hiperestimulación ovárica, un problema derivado de la fertilización asistida

Si pruebas algún tratamiento de fertilización asistida, ten cuidado de causar una hiperestimulación ovárica.

Luego de realizar estudios al respecto, los especialistas en reproducción han llegado a la conclusión que una mujer debe contar con 15 óvulos para poder lograr el objetivo de tener un hijo. Este dato se desprende de un estudio de más de 400 mil casos de fecundación in Vitro, realizados entre 1991 y 2008 en Gran Bretaña.

Por este motivo, uno de los riesgos de las mujeres que se someten a tratamiento de fertilización asistida, cuando no consiguen un embarazo en forma natural, es presentar el denominado síndrome de hiperestimulación ovárica.

Ocurre que los expertos en esta clase de tratamientos pueden indicarles a algunas de sus pacientes la ingesta de medicamentos que estimulen la hiperestimulación ovárica (producción de óvulos), además de optimizar el desarrollo de los mismos. Esta estimulación en algunas de ellas puede se excesiva como resultado de un tratamiento de fertilización asistida.

Es así que se produce un OHSS, siglas de la expresión en inglés del nombrado síndrome de hiperestimulación ovárica. Una patología que se puede presentar en el 10 por ciento de las mujeres sometidas a algún tratamiento fertilización asistida.

Ante el problema de la hiperestimulación ovárica, el médico puede preferir congelar los óvulos y esperar a que el endometrio se normalice, para poder proceder a su transferencia.