¿Insomnio? 10 secretos para dormir bien durante la noche

Si no duermes bien, no descansas; si no descansas, no rindes; si no rindes, estás de malas. La cadena es larga, ¡córtala!

Si eres de las que sufren para dormir bien, esto es para ti. Existen más de 100 tipos de trastornos del sueño con los que hay que lidiar y debido a que aproximadamente entre 40 y 50 por ciento de nosotros sufrimos insomnio en algún momento de nuestras vidas, es vital cuidar los hábitos de sueño.

Sabemos que dormir bien es una de las piedras angulares de la salud. De seis a ocho horas por noche es la cantidad óptima de sueño para la mayoría de los adultos.

La Escuela de Medicina de Harvard en Estados Unidos ha revelado una serie de consejos para lograr un plácido sueño cada noche. Estos son los mejores:

  1. Haz ejercicio. Cuando uno está cansado por el ejercicio se duerme más rápido, consigue un mayor porcentaje de sueño profundo y se despierta con menos frecuencia durante la noche.
  2. La cama es solo para dormir (y para tener relaciones sexuales). El resto de actividadesno nos aportan ningún factor positivo si queremos dormir mejor al final del día.
  3. Apaga tus aparatos. La luz azul emitida por un teléfono inteligente, una televisión y la pantalla de la computadora pueden suprimir la melatonina (una hormona que te ayuda a dormir) y aumenta tu estado de alerta.
  4. Rutina. Hay que irse dormir a la misma hora cada día y despertarse también a la misma hora, en la medida de lo posible.
  5. ¿Una copita? Por muy placentera que pueda parecer una copa, evítala antes de ir a la cama, desafortunadamente puede conducir a un sueño poco profundo.
  6. Deja el cigarro. Fumar es un gran enemigo del descanso, aparte de nuestra salud en general.
  7. Menos cafeína. El café, el té o los refrescos pueden apetecer mucho a lo largo del día pero la cafeína nos provocará más dificultad para dormir por la noche.
  8. Levántate temprano. Podría parecer brutal, pero puede darte resultados.
  9. Levántate. Si no logras conciliar el sueño, levántate. Lee un poco, y luego vuelve a la cama. Dar vueltas y vueltas en la misma durante horas no acelerará el proceso.