Descubre cómo invierten las mujeres mexicanas

El impacto de cómo invierten las mujeres

Las personas que invierten lo hacen para alcanzar distintas metas dictadas por la etapa de vida por la cual están pasando. Se creía que las razones de cómo invierten las mujeres eran drásticamente distintas a las de los hombres. Sin embargo, en un estudio realizado por Merrill Lynch titulado “Las Mujeres y las Inversiones: Una perspectiva de comportamiento financiero”; se ha descubierto que estas diferencias se están borrando con el tiempo. Es decir, que tanto hombres como mujeres invierten con los mismos fines en mente.

Dicho esto, las mujeres que invierten lo hacen para proteger el futuro de su familia, no solo para ellas mismas. O bien si son solteras, para proteger su cartera y tener acceso a sus recursos.

Si tú quieres empezar hoy, ten en cuenta estos 5 tips:

  1. Puedes invertir desde cantidades pequeñas

No te vayas con la finta. Las inversiones no son solo para millonarios, ni tienes que tener grandes cantidades de dinero. Puedes invertir desde $100 pesos en CETEs.

  1. Piensa en el largo plazo

Las inversiones tienen sus mejores resultados cuando piensas a largo plazo. Si esperas invertir una cantidad hoy y tener mucho dinero después de solo un año, hay que modificar tus expectativas. La paciencia es la clave para invertir y disfrutar de los resultados.

  1. No te entregues a las compras de impulso

Es muy fácil caer en la tentación de ver la acumulación y crecimiento de tu dinero en inversiones y comprar algo por impulso. Evita esas compras. Únicamente utiliza el dinero de tus inversiones para cumplir con tus metas pre-establecidas. Si necesitas un poco de liquidez para cubrir algún imprevisto, te recomendamos pedir préstamos rápidos.

  1. Conforme vayas avanzando, invierte más

Si tus ingresos aumentan, puedes invertir más de los mismos. Recuerda, independientemente del instrumento de inversión que utilices, el punto es que tu dinero crezca con cierto interés a través del tiempo.

  1. Automatiza tu inversión

Para que no se te olvide depositarte a ti mismo en tus cuentas de inversión, puedes domiciliar este “pago” a tu tarjeta de débito o bien agregar un recordatorio en tu calendario.

Con información de Kueski.