Las caricias curan el dolor

Las sensaciones placenteras de las caricias llegan al cerebro aunque hayan impulsos de dolor.

El efecto terapéutico de las caricias en cuanto al dolor es una certeza científica. Un grupo de expertos de la Academia Sahlgrenska, de Suecia, ha confirmado que las caricias son sensaciones placenteras capaces de curar el dolor.

Para la investigación, publicada en la revista Nature Neuroscience, los expertos evaluaron a un grupo de personas sanas empleando una técnica llamada micro neurografía.

Gracias a esta técnica se pudo determinar que las señales que se producen con las caricias, circulan y llegan directamente al cerebro. Las señales no quedan bloqueadas ni cuando éste recibe impulsos de dolor en la misma área.

“De hecho, los impulsos relativos a las caricias son capaces de amortiguar los de dolor”, afirmó Line Loken, estudiante de posgrado en la rama de neurofisiología en la Academia Sahlgrenska.

Este estudio ha despertado expectativas entre los científicos porque es la primera prueba de que existe una relación inmediata entre las sensaciones del tacto agradables y la codificación relativa al nervio aferente periférico.

Y ya que sabes que las caricias curan el dolor, acaricia a tus hijos, a tu pareja y a quienes ames. No olvides que las caricias curan los dolores del alma y ahora, se comprueba que los dolores del cuerpo también.