Las cejas de plumas y cómo se convirtió en tendencia viral de belleza

Cejas de plumas, la tendencia que se está apoderando de Instagram mejor conocida como #FeatherBrow

Hasta la fecha, los límites de la creatividad en cuanto a cejas nos referimos, se limitaba a colorearlas, adornarlas con joyas o cuando mucho resaltarlas. Pero entonces llegó la artista del maquillaje finlandesa Stella Sironen que al estar jugando con su maquillaje convirtió sus cejas en una idea de belleza viral, las cejas de plumas.

Sironen publicó la primera foto conocida de lo que más tarde se llamaría la #featherbrow, de esto se trata la nueva moda de las cejas de plumas, una nueva y extraña tendencia que desordena las cejas, de manera que las separa en ‘dos partes’.

Ella atribuye esto a su amigo Leevi que le hizo ese efecto mientras cepillaba sus cejas. Y la Nota 2: Obtener una carga de ese ojo holográfico y azul-rímel muy agradable.

 A medida que los más de 3.000 comentarios se produjeron en tiempo récord, se formaron dos bandos distintos: Los entusiastas y promotores de esta nueva moda atrevida y los que de plano las odiaron y son detractores. Obviamente sin inmutarse y podríamos decir impulsada por el odio, Sironen subió una segunda foto #featherbrow con la adición de la pomada Anastasia Dipbrow para una versión aún más intensa.

Sin embargo, en un movimiento que podría sorprender a los detractores, la ceja de plumas parece estar alcanzando su meta con algunos intentos sólidos, quizás en algunos de los desfiles de la temporada y logrando que el hashtag #featherbrows se convirtiera en tendencia.

Lograrlas parece tarea sencilla, pero no lo es, pues requieres de mucha paciencia para hacer una línea en el centro de tus cejas y peinarlas hacia los lados, dejando que se queden marcada pequeñas líneas. Ahora los Beauty bloggers lo probarán en sí mismos y tengan por seguro que lo estaremos viendo mucho en YouTube e Instagram. Ahora sabemos que al ser tendencia más y más personas estarán probando y compartiendo los resultados. A algunos les encanta, otros lo odian, pero ¿a ti qué te parece?