Lo malo y lo bueno del huevo

Como parte de lo malo del huevo destaca el colesterol y el sobrepeso.

Las proteínas de alta calidad que contiene el huevo lo convierten en un alimento básico en la dieta, sobretodo para los deportistas. Sin embargo, debemos conocer los aspectos positivos y negativos del huevo:

Lo malo del huevo

  • Colesterol

El huevo contiene grandes cantidades de colesterol y de grasas que se concentran principalmente en la yema, la parte de mejor sabor. Ya que el huevo  no es recomendable para las personas con altos niveles de colesterol, una opción es quitarle la yema; puede que no sea tan sabroso pero nutrirá tu cuerpo.

  • Sobrepeso

Parte de lo malo que se le atribuye (en parte) al huevo, es el sobrepeso. Se cree que éste es un alimento capaz de engordarnos con facilidad y de dañar nuestra salud. Pero esto no es del todo cierto porque así como hay alternativas sumamente dañinas (como freírlo), hay otras mucho más saludables (como cocerlo).

Lo bueno del huevo

El huevo se adapta a muchos alimentos y es fácil de preparar. Pero hablando de lo saludable que resulta para nuestro cuerpo, cabe destacar que las proteínas contenidas en el huevo son fáciles de asimilar por nuestro organismo. Esto hace que el huevo sea un alimento apto para mantener una buena salud muscular en general y de cada músculo por aparte.

No obstante, lo bueno del huevo no puede ser aprovechado si se consume crudo. Es necesario que el huevo sea sometido a altas temperaturas para que las proteínas sufran una transformación que las hace fáciles de asimilar para nuestro organismo.