Looks para la temporada de bodas, bautizos y comuniones que no fallan

El tan temido “¿qué me pongo?” ya no es problema. Las tendencias y el protocolo en las bodas bodas, bautizos y comuniones han dado paso a una forma de vestir más amplia y menos estricta. Hay que ir elegante pero no por ello debemos gastar una fortuna en ello.

No tienes tampoco que ir con un experto o experta en colorimetría o análisis morfológico. Mejor elegir la sencillez, así nunca te equivocarás.

Ejemplo: una boda en el campo cuyo carácter informal y bucólico invita a arriesgar en materia de estilo. Un vestido de escote asimétrico y corte helénico es un look que auna naturalidad y sofisticación, y que invita a ser lucido tanto en enlaces de mañana –con sandalia baja– como de tarde –con tacón alto–.

TRES CONSEJOS BÁSICOS

1. Encontrar el equilibrio entre ropa y complementos es la clave. Si el modelo es estampado o lleva volantes o pedrería, el exceso de complementos recarga innecesariamente el look.

2. Cuanto más sencillo es el diseño, mejor debe ser el tejido. Una mujer elegante no necesita muchos adornos. Un color y un corte favorecedor son suficientes.

3. Los contrastes de colores fuertes (ocre-azul o rojo-fucsia) o el inmortal binomio blanco-negro se alzan como tendencia.

La joyeria es esencial pero no debe verse muy recargada, ejemplo: unos pendientes en dos tonos rosa combinados con engarces dorados, aportan un toque extra de luz al rostro y potencian el maquillaje.

En el vestido, el encaje puede convertirse en un buen aliado si se sabe combinar con complementos en tonos neutros. La bolsa debe ser una que sea cómoda, que quepa lo justo y con efecto joya para realzar el look.

TACONES SIEMPRE
Los zapatos de tacón garantizan el toque formal en cualquier celebración. Pero hay muchas fórmulas. Las más tímidas pueden optar por los kitten heels destalonados o por la distinguida discreción de los colores empolvados con tacón joya.

Ahora sí, ya sea en bodas, bautizos y comuniones lucirás sofisticada sin pensarle mucho.