Depilación, todo lo que necesitas saber

Encárgate del afeitado sin complicaciones

¿La palabra depilar salta en tu mente? ¿Se llena de imágenes con sufrimiento? Olvídate de los instrumentos de tortura medieval, las técnicas para la depilación han cambiado para darle una vuelta de 180 grados a lo que conocemos hoy.

Hoy existen tantos métodos que no tienes que enfrascarte con uno sólo, puedes usar diferentes tratamientos de acuerdo a tu presupuesto, a cuanto tiempo tienes disponible o que área quieres tratar.

Sea el método que elijas, estarás recibiendo un beneficio extra pues al deshacerte del vello, retiraras capas de células muertas, por lo que dejará la piel más pareja y suave

 

Tipos de depilación:

 

Rastrillo:

Ideal para cuando tienes una emergencia.

Evita las irritaciones, cámbialo cada 3 o 4 semanas, pues pierde su filo y daña tu piel.

Funciona:

En áreas extensas y lisas, como las piernas, las axila.

Ventajas:

  • Rápido
  • Económico
  • Fácil de Usar

Contras:

  • Te puedes cortar e irritar
  • El efecto dura poco
  • Aparición de pequeños granitos
  • No quita el vello de raíz

Tip:

Rasúrate por las mañanas mientras te bañas, pues tus poros estarán más abiertos y tu piel es más flexible.

 

Crema:

Podrá no tener el mejor olor del mundo, pero es un producto mágico, y aunque a veces irrita el resultado es favorable.

Ventajas:

  • Rápida
  • Indolora
  • Pueden ayudarte a hidratar tu piel
  • Puedes usarla en áreas de difícil acceso

Desventajas:

  • Pueden quemar tu piel
  • No quita el vello de raíz
  • Crece rápido
  • Altera el pH de tu piel

Tip

Antes de usar alguna crema haz una prueba de sensibilidad para elegir la crema adecuada.

 

Cera:

La típica frase para saber cómo se siente este tipo de depilación es “La belleza cuesta”. Y aunque esto sea cierto, el dolor es momentáneo.

Ventajas:

  • Debilita el crecimiento del vello
  • El efecto tardará más
  • Quita el vello desde la raíz

Desventajas:

  • La depilación con cera es todo un arte y necesitarás técnica y paciencia
  • Puedes quemarte la piel
  • Necesitas tener el vello un poco largo.

Tip:

Checa la temperatura de la cera pues podrías quemarte.