Pezones marcados a través de la ropa es tendencia de la moda

Traer las “luces encendidas” ya no es necesariamente sinónimo de padecer frío o de estar excitada

Está nuevamente de moda entre las celebrities y modelos el llevar los pezones marcados entre la ropa, señal de que no se está usando sostén. Jennifer Aniston mostró en cada capítulo de la serie Friends su busto al natural, incluso modelos como Kate Moss, las hermanas Hadid o cantantes como Rihannna y Selena Gomez han convertido nuevamente en moda esta tendencia. Tal es la influencia de estas celebridades que ya se comercializan pezones falsos.

Kendall Jenner ha defendido una y otra vez a través de su blog las razones por las que en ocasiones no usa brasier “Creo que es cool y realmente no me importa, es sexy, es cómodo y estoy contenta con mi busto”. Cada vez que puede luce cómoda con su street style donde nos ha mostrado incluso el piercing que tiene en uno de sus pezones.

Jennifer Aniston y Kendall Jenner nos han acostumbrado a verlas sin sosten

 

El hecho de no usar brasier tiene connotaciones feministas y políticas sin embargo las celebridades millennials lo hacen por moda. Y esa moda aunque no es nueva (sabemos que las modas vienen y van) logra desarrollar la creatividad de las empresas para que todas las que quieran lucir los pezones lo hagan incluso con pezones falsos.

Gracias a esta tendencia una firma logró comercializar este efecto, se trata de Just Nips, una empresa que se dedica a vender pezones falsos o postizos.

Just Nips tiene en su catálogo dos tipos de pezones postizos uno es cool y el otro es freezing en referencia a la erección que el frío produce en los pezones de manera natural. Incluso son para diferentes tipos de tez.

Funciona como los stickers que ya conocemos y venden en las tiendas de ropa íntima femenina y que se usan para camuflar los pezones en algunas prendas. Solo que aquí el objetivo es distinto, se trata de usar estos stickers directamente a la piel o encima del sujetador para crear el efecto de erección del pezón.

Molly Borman, fundadora de esta empresa, dice que estos pezones funcionan como cualquier otro accesorio como unas gafas o un collar, que van más allá de la frivolidad se trata de democratizar a la sociedad.

Su creadora argumenta que pueden servir de ayuda para todo el mundo tanto para la comunidad trans como para aquellas que han sobrevivido a un cáncer de mama.

Foto: Just Nips