Nuevos diseñadores en la Semana de la Moda en París

Una de las piezas de la holandesa Iris Van Herpen en la Semana de la Moda en París.

A pesar de haber desilusionado con el desfile de Dior, los nuevos diseñadores en la Semana de la Moda en París triunfaron.

El italiano Giambattista Valli y la holandesa Iris Van Herpen fueron recientmente añadidos y demostraron que lo merecen al presentar su colección otoño-invierno 2011-2012. A pesar de que el número de compradores de la alta costura decrece, las creaciones de los nuevos diseñadores hacen creer que el futuro es brillante. Los nuevos diseñadores triunfaron al debutar en la Semana de la Moda en París.

En la Semana de la Moda, Giambattista Valli presentó una colección “lista para usarse”. Sus piezas fueron vestidos retro-burgueses muy elegantes que denotaban su inclinación hacia las plumas y cuentas.

En su colección otoño-invierno, Valli presentó piezas con mangas al hombro, franjas de lentejuelas en forma de flor en el cuello y dobladillos con capas gruesas de plumas de avestruz blancas y negras.

Del mismo modo, la diseñadora Iris Van Herpen impactó en la Semana de la Moda en París por sus exquisitas piezas. Los materiales que utilizó, pasaron de ser una pesadilla a un sueño,  pues los mezcló en un brebaje de belleza delicada.

Esta nueva diseñadora denotó la creatividad del fallecido Alexander McQueen, con quien alguna vez tomó clases. Una de las piezas que presentó fue un vestido corto de coctel del que surgía una armadura de huesos de Estegosaurio en plástico transparente. Otro vestido halter estaba hecho con lo que parecía ser un esqueleto extendido. Por otro lado, un montón de tubos negros brillantes rodeaban por completo un minivestido, como si la modelo debajo de él hubiera sido tragada por una aspiradora.

Nuevos diseñadores en la Semana de la Moda en París fueron un excelente preámbulo para los desfiles siguientes. Aún faltan Chanel, Givenchy y Giorgio Armani, el diseñador del delicado vestido que la princesa Charlene utilizó en la boda que la convirtió de una plebeya en la sucesora de la fallecida princesa de Mónaco, Grace Kelly.