Propiedades medicinales de las fresas

Las propiedades medicinales de las fresas son muchas. Aprovéchalas en infusiones, cremas, mascarillas, etc.

Las fresas, esos delicioso frutos, pueden ser aprovechados por sus múltiples propiedades en el interior y el el exterior del cuerpo.

Uso interno de las fresas

  • Las hojas y raíces de las fresas poseen componentes diuréticos que ayudan al organismo a la eliminación de los líquidos sobrantes en el organismo.
  • La gran cantidad de ácido ascórbico, de lecitina y pectina en las fresas contribuyen a disminuir el nivel de colesterol en la sangre.
  • Las fresas contienen un gran número de componentes inflamatorios que pueden ser aprovechados bebiendo una infusión de las hojas. Para las personas con artritis, nada mejor que disminuir  las inflamaciones con la cocción de las raíces.
  • Los taninos en las fresas hacen que funcionen como astringentes.
  • Otra de las propiedades desconocidas de las fresas es que ayudan para la diarrea. Para ello puedes beber 4 tazas diarias de la cocción de sus hojas.

Uso externo de las fresas

  • Las fresas tratan el acné por su capacidad antibacteriana y vulneraria de su zumo. Funcionan también como una crema limpiadora.
  • Las heridas y manchas en la piel pueden ser solucionadas con las fresas.
  • Si machacas las hojas de las fresas y aplicas este remedio sobre la piel, puedes incluso librarte de las arrugas.
  • Las infusiones de las hojas de las fresas curan las llagas y heridas en la boca.
  • Una de las grandes propiedades de las fresas es que son un dentrífico natural. Ayudan a mantener limpia la boca, evitan la formación del sarro y protegen los dientes de las caries. Lo mejor es friccionar fresas partidas por la mitad contra los dientes.
  • El jugo de las fresas es uno de los principales ingredientes para mascarillas, cremas faciales y cremas nutritivas porque son altamente efectivas para cuidar el cutis.

Las propiedades de las fresas, aunque muchas, no son tan populares. Tú que ya sabes lo bondadosas que son, aprovéchalas e incorpóralas a tu dieta.