5 cosas (horribles) que hacemos cuando tronamos con alguien

Las cosas que se hacen en el AMOR

No es para que nos de orgullo, pero hay que aceptarlo, justo cuando terminamos una relación (y tal vez un poco antes), no somos la mejor persona del mundo, y, de hecho, en esos terribles y oscuros momentos somos la peor versión de lo que podemos ser; y por más que no nos guste, en verdad, romper con alguien no solo nos hace tristes y muy miserables, también saca lo peor de nosotros, esos sentimientos negativos y poderosos que nos convierten en criaturas salvajes, viscerales y emocionales que solo reaccionan.

Oh, sí, cuando truenas con alguien en ese momento gritas, vociferas, y hurgas en el pasado buscando lo peor de ambos, (especialmente de la otra persona), pero después viene lo peor, y es la profunda tristeza que te convierte en un alma en pena, un errante con una varita mágica para esparcir tu miseria, hablando de una sola cosa, tu ex, en cualquier formato, ya sea recordando lo bien que la pasaron, o maldiciendo a esa persona cada que alguien menciona su nombre.
En algunos casos de ruptura, se hacen ambas cosas al mismo tiempo.

En verdad estoy convencida, que el peor periodo que pueda vivir una persona, es el de una ruptura sentimental; porque además de estar súper triste, muy decaída y sin ganas de hacer nada, en esos momentos brotan del fondo de nuestro ser, una personalidad errática, malvada que nadie quiere ver, en serio, nadie.

Todos nuestros amigos terminan huyendo de nosotros y nuestro único tema de conversación es “mi ex”.

Relaciones amorosas

Pero no solo somos miserables, oh no señor, además de eso hacemos ciertas cosas que son horribles, no solo para nosotros, sino también, para todos los que están a nuestro alrededor.

Somos la personificación de la miseria andando

Seguramente, este es uno de los momentos (cuando tronamos), cuando somos súper patéticos, vivimos moqueando por cualquier cosa, las canciones románticas nos hacen chillar y lo único que hacemos es estar tristes.

Somos su stalker personal

¿Qué ganamos stalkeando a alguien?, nada, es más, seguramente nunca veíamos el face o el Instagram de nuestra ex pareja, pero no más terminas y lo único que quieres hacer es mirar su feed, ver que hace, que come, a donde va.

Digo, tal vez si en un principio hubiéramos puesto tanta atención a eso, tal vez seguiríamos juntos, la verdad es que quien sabe.

Solo hablamos de nuestro ex

Nomás terminamos con alguien, y todo nuestro mundo y universo, gira en torno a esa persona, es de lo único que hablamos, lo que hacías con esa persona, los planes, en fin, todo termina siendo acerca de tu ex. Eso hace que todos terminen hartos de ti y que te la vives hablando de tu ex.

Cuando deberíamos entender que hay muchas razones para nunca más hablar de esa persona, y convertirla en el innombrable, como Lord Voldemort.

Nos obsesionamos

Todas las obsesiones son malas, y son peores las que involucran a nuestro ex, porque todo lo que somos y hacemos, termina siendo esa persona, que ya se compró un ticket muy lejos de ti.

Nos negamos a seguir hacia adelante

Creo que lo más difícil de una ruptura, es entender que debemos seguir, que todos los ciclos y relaciones tienen un proceso.

Pero negarnos a avanzar, es un gran error en la vida, que puede costarnos muy alto.

Pero no solo somos miserables, oh no señor, además de eso hacemos ciertas cosas que son horribles, no solo para nosotros, sino también, para todos los que están a nuestro alrededor.

Somos la personificación de la miseria andando

Seguramente, este es uno de los momentos (cuando tronamos), cuando somos súper patéticos, vivimos moqueando por cualquier cosa, las canciones románticas nos hacen chillar y lo único que hacemos es estar tristes.

Somos su stalker personal

¿Qué ganamos stalkeando a alguien?, nada, es más, seguramente nunca veíamos el face o el Instagram de nuestra ex pareja, pero no más terminas y lo único que quieres hacer es mirar su feed, ver que hace, que come, a donde va.

Digo, tal vez si en un principio hubiéramos puesto tanta atención a eso, tal vez seguiríamos juntos, la verdad es que quien sabe.

Solo hablamos de nuestro ex

Nomás terminamos con alguien, y todo nuestro mundo y universo, gira en torno a esa persona, es de lo único que hablamos, lo que hacías con esa persona, los planes, en fin, todo termina siendo acerca de tu ex. Eso hace que todos terminen hartos de ti y que te la vives hablando de tu ex.

Cuando deberíamos entender que hay muchas razones para nunca más hablar de esa persona , y convertirla en el innombrable, como Lord Voldemort.

Nos obsesionamos

Todas las obsesiones son malas, y son peores las que involucran a nuestro , porque todo lo que somos y hacemos, termina siendo esa persona, que ya se compró un ticket muy lejos de ti.

Nos negamos a seguir hacia adelante

Creo que lo más difícil de una ruptura, es entender que debemos seguir, que todos los ciclos y relaciones tienen un proceso.

Pero negarnos a avanzar, es un gran error en la vida, que puede costarnos muy alto.

Relaciones y el amor

Yo creo que lo mejor es borrar a esa persona de nuestra vida, ¿quién en su sano juicio podría ser amigo de su ex?, neta, ¿Quién?, creo que lo mejor es seguir ese viejo consejo, ojos que no ve, corazón que no siente; lo mejor es borrar su teléfono del celular , dejar de seguir a esa persona en redes sociales y pasar por ese proceso de duelo, que tanto duele, pero es necesario.

Escrito por Yesica Flores de ElBlogdeYes.com