Gluten-free, cuando la moda trae consecuencias

¿Estas seguro de que eres alérgico al gluten? De no ser puedes estar en peligro.

Solo el 1% de la población mundial es celíaca, pero más del 30% actúa como si lo fuera, pero comportarte como si tuvieras este padecimiento, ¿es lo más saludable?

Existen más de 160 alimentos de los que se sabe son capaces de desencadenar reacciones alérgicas, más del 90% de las alergias alimentarias son causadas por 8 tipos de alimentos: leche, huevo, pescado, crustáceos, cacahuates, frutos secos, soja y cereales que contengan gluten. No existe una dosis precisa de los alimentos que se necesite para desencadenar diversas reacciones y pueden ser muy variable. La cantidad de dosis para la alergia puede ser extrema, esto quiere decir que puede variar mucho de un individuo a otro y la dosis que se consuma del alimento, sin embargo, existen casos como el del cacahuate que con cantidades ínfimas, como puede ser un beso, puede ser mortal para la persona.

No existe una lógica aun de las cantidades y de las reacciones alérgica de ciertas personas pues son muy variadas como ya lo comentamos anteriormente, no obstante, algunas personas se toman estas alergias muy personales cuando no tienen ningún padecimiento, sobre todo con el gluten.

Hoy en día es muy común escuchar que muchas personas son alérgicas al gluten, pero médicamente hablando la mayoría de ellas no han sido diagnosticadas como celíacas. Alrededor de 30% de la población afirma padecer un sin número de alergias alimentarias de forma errónea. Y así muchas personas deciden excluir innecesariamente de su dieta sin conocer los efectos perjudiciales que pueden tener a su salud.

El gluten es una proteína presente del trigo, cebada, centeno y avena. Su ingesta causa la atrofia de las vellosidades del intestino delgado, lo que puede causar dolor abdominal, diarreas, pérdida de peso, pero puede que solo padezca una alergia e intolerancia ligera al gluten sin llegar a la enfermedad, esto se denomina sensibilidad al gluten no celíaca.

Es evidente que ha surgido una especie de furor y moda por el gluten-free que, sin duda, ha espoleado un negocio millonario.

En Reino Unido, según The Guardian, solo en 2015 se vendieron productos libres de gluten por un valor de 213 millones de euros, y en EE UU 47.000 millones, más o menos el doble de lo alcanzado cuatro años antes.

Pero estas posturas  esas posturas radicales ante la dieta, frecuentemente van asociadas a efectos colaterales nocivos. En el caso del gluten, un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard ha publicado recientemente las conclusiones de tres estudios sobre 200.000 personas, las cuales evidencian una vinculación entre las dietas libres de gluten y un aumento en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, la forma más común de este trastorno metabólico que afecta hoy a unos 400 millones de habitantes en todo el mundo y que, de un tiempo hacia acá, no para de aumentar. Se estima que, hacia 2040, el número de afectados será ya de 642 millones.