Sexomnia: masturbarse o tener sexo dormidos

Quienes padecen de sexomnia, son sonámbulos especiales: suelen masturbarse o tener sexo dormidos sin despertar en ningún momento.

Tener una relación sexual inolvidable puede ser un sueño para muchas personas, sin embargo, hay otros que durmiendo se masturban o tienen sexo. Esta patología se conoce como sexomnia y aunque pueda sonar graciosa, puede ser grave.

De hecho, existe el riesgo de una violación o de un abuso sexual sin que la persona que padece de sexomnia pueda tener recuerdo alguno de su comportamiento. Algunos solamente tienden a masturbarse, con lo cuál no representan un peligro para nadie de su entorno. Otros, por el contrario, tienen sexo con quien esté a la par.

Lo curioso de quienes padecen de sexomnia es que siguen durmiendo, no se despiertan en ningún momento mientras se masturban o tienen sexo.

Expertos en trastornos del sueño suelen estudiar casos de sexomnia, que pueden derivar situaciones en extremo graves. Se trata de un padecimiento que está siendo estudiado desde hace relativamente poco tiempo, y se le divide en dos grupos de pacientes: los autodirigen la actividad sexual al estar dormido (se masturban) o los que la dirigen a otra persona (tienen sexo).

Tal y como recuerdan los expertos en sexualidad humana, mientras los hombres pueden tener erecciones por las noches mientras duermen, las mujeres pueden mostrar mayor lubricación vaginal. Estos, son casos normales en individuos sanos.