Bud sex; moda entre hombres heteros para tener sexo homosexual

Sexo sin sacrificar al "macho alfa" que llevan dentro

Hablar sobre el Bud Sex es todo un acertijo. Son actos sexuales entre hombres heterosexuales sin ser homosexuales o bisexuales, en realidad suena más complicado de lo que parece. Este acto no es algo nuevo, en la antigua Grecia estas tendencias eran muy comunes, los hombres disfrutaban de estar tanto con hombres como con mujeres sin sacrificar el “macho alfa” que llevan por dentro. Este fenómeno ha vuelto a salir como secreto a voces y ahora existen estudios que comprueban que coexisten hombres con creencias muy conservadoras y que se definen como heterosexuales y que incluso están casado y con hijos, y que, sin embargo, mantienen sexo con compañeros de trabajo o con vecinos.

 

El término proviene de bud que significa colega o compañero, se aplica a aquellas relaciones que sus practicantes interpretan como “ayudar a un amigo”, porque obvio está descartado el factor romántico; caricias, besos, incluso mirarse a los ojos, alejando de cualquier connotación emocional.

Estos actos no se producen con una rutina para quienes lo practican, no son diarias, ni semanales, si no cuando se presenta el deseo de volver a practicarlo independientemente de quien sea la persona.

 

Una de las críticas de esta práctica, por la comunidad LGBTIQ, se refiere a que son homosexuales homofóbicos que no asumen su verdadera condición sexual y que están sumergidos en las etiquetas que la sociedad pueda poner por miedo a salir de su círculo y a perder lo que ellos consideran importante; estatus, familia, trabajos, entre otras cosas. Sin embargo hay otras comunidades que consideran que este acto es posible sin dejar de ser heterosexual.

 

En el 2015, Jane Ward, publicó un libro titulado “Not Gay: Sex between straight white men(No gay: Sexo entre hombres blancos heterosexuales), donde explora la subcultura del Bud Sex y busca una explicación sobre este fenómeno. 

Libro: "Not Gay: Sex between straight white men"
Libro: “Not Gay: Sex between straight white men”

Hoy por hoy la atracción hacia otros hombres se percibe como algo femenino, que resta autenticidad y poder a un cierto grupo de varones, al contrario con nosotras las mujeres que en ocasiones podemos besar y tocar a otras sin sentir atracción. Esta es la razón por las que probar relaciones con el mismo género afecta de forma distinta a hombres y mujeres, ya que la heterosexualidad en el varones está firmemente atacada por su masculinidad cayendo en parte en violencia de género.