El DIU no es como lo pintan, algunas cosas son mentira

Estos sol algunos mitos del dispositivo

El Dispositivo Intrauterino, mejor conocido como DIU, es uno de los métodos anticonceptivos de los que más se conoce, sin embargo, los rumores que rondan a este anticonceptivo han hecho que miles de mujeres no quieran usarlo.

Anteriormente el uso de este método era muy frecuente, pero en los últimos años ha ido disminuyendo por los prejuicios, tabúes y falta de información que rodea este método.

Pero el DIU no es como lo pintan y mucho de lo que se dice es mentira. Aquí te dejamos algunos mitos que se han creado alrededor de este dispositivo y que es falso.

 

Causa cáncer de cuello uterino

No se ha demostrado que el uso del DIU sea un factor para el desarrollo de este tipo de Cáncer ni de ningún otro. Los riesgos de padecer alguna enfermedad, de cualquier método anticonceptivo, tiene que ver con cuestiones genéticas, con ITS, adicciones o sedentarismo.

 

Si te embarazas usando DIU dañas al bebé

En dado caso que quedes embarazada mientras usas este método anticonceptivo, no hay posibilidad de que lastimes al bebé ya que está protegido por la placenta y la membrana en la que viene envuelto.

 

Se te puede ir a los intestinos

El DIU no se mueve aunque esté mal colocado. Además aunque así fuera, es imposible que se vaya a otros lados ya que el el útero no tiene comunicación con ellos.

 

Es abortivo y te provoca infertilidad

La forma del DIU y el material de cobre impiden que los espermatozoides suban por las trompas de Falopio. Por otro lado, el DIU de plástico tiene puntas progesterona que impide la posible fecundación al cambiar su pH al detectar espermatozoides por uno al que no puedan sobrevivir. En ambos casos este efecto desaparece en cuanto el DIU es removido.

 

Necesitas periodos de descanso

Lo cierto es que se puede quitar un DIU y colocar uno nuevo en la misma sesión. No necesitas esperar a que llegue tu próximo periodo o a que termines de amamantar. El método es muy seguro.