Cómo tratar una infección vaginal con remedios caseros

El exceso de humedad puede causar vaginosis bacteriana

¿Tienes una molesta infección vaginal? ¡No te preocupes!

La vaginosis bacteriana es una infección que ocurre cuando se pierde el equilibrio entre los diferentes tipos de bacterias saludables que están en la vagina y éstas proliferan. Suele ser causada por una bacteria llamada Gardnerella vaginalis, que es el tipo de bacteria más común en la vagina.

Algunos de los signos y síntomas de vaginosis bacteriana son los siguientes:
  • Podría haber cambios en el olor y el color de la secreción vaginal.
  • Picazón o irritación en la vagina.
  • Dolor al orinar.
  • Sangrado de la vagina.
  • Olor a pescado y flujo blanco grisáceo de la vagina, especialmente después del coito.
Las causas de la vaginosis bacteriana
Este desequilibrio puede ser causado por varias razones, tales como repetidas relaciones sexuales en una corta duración que conduce a un aumento en el pH vaginal y da como resultado el crecimiento de bacterias.
Orinar después del coito ha demostrado tener varios efectos positivos, incluyendo la prevención de la vaginosis bacteriana, ya que contribuye a la eliminación de las bacterias dentro de la uretra y esto ayudará a prevenir una infección de vaginosis bacteriana.
También es aconsejable usar un lubricante a base de agua, ya que esto ayudará a reducir la fricción. Esto ayudará a reducir el riesgo de infecciones vaginales como tejido de la piel dañada, que es más susceptible a agentes patógenos infecciosos.
Remedios caseros
  • Comer o aplicar yogurt directamente en la vagina.
  • Alternativamente, un tampón empapado en el yogurt se puede insertar.
  • El ajo tiene propiedades antibacterianas y anti fungicidas. El ajo puede ser tomado internamente o se puede aplicar directamente en la vagina.
  • Utiliza hierba caléndula para reducir la inflamación.
  • Las hierbas como el aceite de árbol de té, nuez de nogal negro, la equinácea y el sello de oro son eficaces en el tratamiento de la vaginosis bacteriana.
  • Usa duchas vaginales de ácido bórico para acidificar pH vaginal.
  • Bebe jugo concentrado de arándano rojo, además de ser preventivo, es un apoyo en el tratamiento del problema.
  • Tome una bolsa de té en agua, refréscala en el refrigerador y luego aplícalo a la vagina.