Stealthing, la terrible tendencia sexual que también es violación

Se trata de una nueva práctica sexual ilegal, conócela y evítala. Nadie más que tú puede decidir sobre tu cuerpo

Esta práctica es conocida como stealthing y tras haber sido documentada en un informe publicado en el Columbia Journal of Gender and Law. Es una práctica ilegal en donde el hombre se quita el condón sin el consentimiento de su pareja. Sabemos que no se trata de una situación nueva, sin embargo, por fin tiene nombre.

Hace apenas unos meses, en Suiza, un hombre fue condenado por quitarse el condón sin el consentimiento de su pareja durante el acto sexual. Sí, la práctica también es una forma de violación.

Según Alix Fox, experto de Durex, el stealthing se ha convertido en una práctica sexual de moda, en donde una pareja tiene relaciones sexuales y minutos antes del coito el hombre se quita el condón sin el consentimiento de su pareja. Embarazos no planeados e infecciones de transmisión sexual vienen con esta tendencia que, por supuesto, es muy peligrosa pero, sobre todo, ilegal.

Alexandra Brodky en su columna publicada la semana pasada en HuffPost, en Estados Unidos, alerta sobre el crecimiento de esta peligros práctica tanto en la comunidad heterosexual y como en la homosexual, ya que asegura que existen grupos online (de depravados) que defienden la práctica de stealthing, “como un derecho del hombre a expandir su semilla”. Sí, así de retrógradas son algunas mentes.

Un acto que sin duda nace de una comunidad predominantemente machista , es un tipo de violencia y, sin duda, debe denunciarse. Legalmente el stealthing sería considerado como abuso sexual, según la Ley Orgánica 10/1995 del 23 de Noviembre del Código Penal, en su artículo 181 del capítulo II que señala lo siguiente: “El que, sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona, será castigado, como responsable de abuso sexual, con la pena de prisión de uno a tres años o multa de dieciocho a veinticuatro meses”.

No te calles, denuncia.