Videos que se sincronizan con juguetes sexuales, lo nuevo de Pornhub

Es así como se han aliado con marcas tan conocidas como Fleshlight y Kiiroo, bienvenida al futuro

Pornhub, la plataforma de contenido pornográfico con más adeptos, sabe (muy) bien cómo hacerlo. Ahora nos sorprenden presentando una serie de videos interactivos que se sincronizan con juguetes sexuales.

Es así como se han aliado con marcas tan conocidas como FleshlightKiiroo, y aseguran que habrá una nueva categoría en su web especializada en este tipo de contenido.

Según lo que esté pasando en el video,  el juguete simulará la acción mediante pulsos, evitando que tengas que interactuar con el dispositivo. Es un buen sistema manos libres.

Cientos de videos específicamente clasificados para su uso con dispositivos de Realidad Virtual y para uso con juguetes sexuales. Y es que si de fantasías sexuales se trata, Pornhub se las sabe de todas todas.

Se trata de tecnología que al conectarse con el hardware adecuado, te dará una experiencia más que sensorial.

Para hacer uso de esta tecnología habrá que tener los juguetes especiales, un dispositivo móvil y una aplicación especial para dispositivos inteligentes, la ideal es que todo esté conectado de manera inalámbrica.

¿Lo mejor? Pornhub informó que será la primera plataforma que ofrezca este servicio para sus usuarios de manera gratuita.

Y aunque la tecnología no es nueva, sí está de moda (y por si no leíste bien, es gratuita). La compañía ya había lanzado desde abril del 2016 videos especiales para ser vistos con lentes de Realidad Virtual y los datos fueron prometedores.

Para no hacerte el cuento largo, al final del año, la sección de videos en esta categoría sumaron más de 1,800 y las reproducciones crecieron 302 por ciento. En 9 meses hubieron más de 38 millones de búsquedas.

Y si estás pensando que nos equivocamos de canal, ¡no! Sabemos que las principales consumidoras de porno en Pornhub (y otras plataformas) son mujeres.

Así que esta vez se trata no solo de echar a volar la imaginación sino de vivir una experiencia de otro nivel. ¿Quién dice yo?