Carlos se debilita y de huracán pasa a ser tormenta tropical

Carlos pasa a ser tormenta tropical

Carlos se debilitó el domingo de huracán a tormenta tropical, pero los meteorólogos prevén que vuelva a ganar fuerza en las próximas horas frente a las costas del Pacífico mexicano, donde varios estados se mantienen en alerta y ultiman preparativos para evitar o minimizar posibles daños.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, informó que la mañana del domingo Carlos se volvió tormenta y que su vórtice se situaba a 125 kilómetros (75 millas) al sur-suroeste del puerto turístico mexicano de Acapulco, con vientos sostenidos de 110 kilómetros por hora (70 millas por hora) y desplazándose hacia el noroeste a 4 kilómetros por hora (2 mph).

La bahía de Acapulco, normalmente llena de familias los fines de semana, estaba desierta el domingo mientras olas de hasta dos metros rompían con fuerza y llegaban a la playa rachas intermitentes de lluvia procedentes de Carlos.

De momento, Carlos no ha tenido consecuencias. “Más allá de algunos (anuncios) espectaculares y árboles caídos, no tenemos más daños”, dijo Jonathan Capote, vocero de Protección Civil del estado de Guerrero. Dijo que solo hubo una persona herida, pero no de gravedad, al caer de una barda.

No obstante, las autoridades dijeron que ante la posibilidad de que Carlos vuelva a tomar fuerza, las escuelas se mantendrán cerradas el lunes.