Dueño de Oceanografía sale de prisión: paga fianza de 7.5 millones

El nuevo sistema penal acusatorio contempla esta figura

El dueño de la empresa Oceanografía, Amando Yáñez Osuna, seguirá en libertad los procesos que se le siguen por fraude, luego de que salió del Reclusorio Preventivo Sur hacia las 4:00 horas de este jueves, en Ciudad de México.

Su liberación se dio luego de que el Juez Décimo Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales le fijara una fianza de 7.5 millones de pesos y medidas cautelares de acuerdo al nuevo sistema penal acusatorio.

De esta forma se sustituye la prisión preventiva por otro medio de vigilancia, aunque el plazo para el pronunciamiento venció esta madrugada.

El empresario no podrá salir del país y tendrá que utilizar un brazalete electrónico hasta que terminen los trámites de su proceso.

Luego de dos años y medio de prisión por el delito de violación grave a la Ley de Instituciones de Crédito, Yáñez Osuna también está inculpado por el presunto desvío de un préstamo de Banamex por 55 millones de pesos a AMRH International Soccer, la empresa que administraba al equipo de fútbol Gallos Blancos, del cual es dueño y que posteriormente fue vendida a Grupo Imagen.

Incluso, el Senado de la República creó una comisión especial para el seguimiento del caso Oceanografía, la cual nunca dio conclusiones ya que dejó de realizar trabajos legislativos desde hace un año y medio.

El presunto fraude de Oceanografía se detectó entre junio y julio de 2013
El presunto fraude de Oceanografía se detectó entre junio y julio de 2013

En octubre de 2014, Amado Yáñez recibió auto de formal prisión por cometer el supuesto fraude en contra de Banamex por parte de un tribunal federal.

El presunto fraude se detectó entre junio y julio de 2013, luego de que la Contraloría de Petróleos Mexicanos (Pemex) observara operaciones irregulares por parte de la empresa naviera Oceanografía, como la falsificación de 166 estimaciones que hacen los contratistas, por lo que informó a Banamex al respecto.

Tras la detención de Yáñez Osuna, Oceanografía fue sometida a un concurso mercantil, y el Gobierno Federal logró que se le pagara a los acreedores de la compañía y a más de 12 mil trabajadores de la empresa.