Falleció el escritor y novelista Sergio González Rodríguez

El amante de las letras basaba sus escritos en temas relacionados a la violencia en el país.

Sergio González Rodríguez falleció la madrugada de este lunes a los 67 años de edad debido a un paro respiratorio, el novelista, ensayista y periodista mexicano fue reconocido como uno de los mejores analistas literarios y eruditos de nuestro país.

Ganador del Premio Casa América Catalunya a la Libertad de Expresión en Iberoamérica en el 2013, además de recibir el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez que confiere la FIL de Guadalajara.

El egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quien fue reconocido por tratar temas relacionados a la violencia e injusticia social en México, recibió en el 2014 el Premio Anagrama de Ensayo por su obra “Campo de Guerra”, en la que se analiza la tendencia geopolítica encabezada por los Estados Unidos hacia el control,la vigilancia y el espionaje con el pretexto de combatir el terrorismo mundial.

Al respecto del fallecimiento de González Rodríguez, la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda expresó a través de su cuenta de Twitter: “Lamento profundamente el deceso de Sergio González Rodríguez, reconocido escritor y ensayista”. También el Instituto Nacional de Bellas Artes lamentó el fallecimiento del escritor, quien será velado en la sala 5 de la funeraria Gayosso de Félix Cuevas a partir de las 18 horas de este lunes.

El coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Jorge Volpi mencionó que el autor “fue uno de los cronistas fundamentales de nuestra época y, sobre todo, de algunos de sus lados más oscuros, en su faceta de novelista y particularmente de cronista. Como periodista documentó constantemente zonas oscuras de nuestra vida pública, particularmente en Huesos en el desierto, pero en general con todos los libros que escribió a partir de ese momento”.

Volpi agregó que la manera de hacer periodismo de González Rodríguez, resaltó  “la manera tan original y tan humana vinculada con asuntos que quizá el resto de los periodistas o cronistas nunca contemplaban de asuntos fundamentales de nuestra vida pública”.