Incendio en Lima revela abusos a trabajadores

El fuego en el centro comercial ha dejado al menos cuatro personas muertas y 15 heridos.

Un incendio registrado en una galería comercial ubicada en el centro de Lima, el cual ha dejado al menos cuatro personas muertas y 15 más heridas, ha revelado las precarias condiciones laborales de un grupo de trabajadores.

Los empleados permanecían encerrados bajo llave en construcciones ilegales sin poder utilizar el baño.

Fueron cerca de 300 bomberos voluntarios que estaban repartidos en 60 unidades los que cumplieron este lunes con el quinto día de trabajos sin interrupción para intentar sofocar el fuego en la galería de Nicolini.

Este es uno de los principales centros de venta de productos de ferretería dentro de la capital peruana, contando con cerca de mil 500 comercios.

El fuego como tal inició el jueves pasado, para después propagarse hacia los pisos superiores del edificio, en donde había productos inflamables como cloro, pintura, telas y materiales sintéticos.

Cuando el fuego comenzó a expandirse a un mercado vecino, los vendedores hicieron el esfuerzo para entrar y poder sacar sus productos, pero la policía impidió el paso de los mismos a la zona.

El siniestro obligó a las autoridades a cerrar la circulación vehícular en las calles aledañas al edificio y produjo una densa humareda que obligó a los peatones a utiliza máscaras para su protección.

El Ministerio de Salud hizo especial hincapié en los peligros que ocasionan al cuerpo el hecho de inhalar los gases tóxicos, además de hacer la petición de no acercarse a menos de 10 calles del lugar.

En los primeros pisos del edificio los papeles estaban en orden, el problema venía con los pisos superiores, en donde se hacía la falsificación de objetos de decoración, siendo los trabajadores explotados al trabajar los siete días de la semana desde la mañana, hasta la noche.

Para evitar un robo, permanecían encerrados durante toda su jornada laboral.

Estos trabajadores se creen fallecidos en el incendio, siendo dos de los cuatro que han sido reportados hasta el momento, aunque aún no se han encontrado sus restos, al no poder tener acceso, los servicios de rescate a esa parte del edificio.