Jimmy Choo, la lujosa marca de moda, se vende (toda la compañía)

Se espera que atraiga ofertas de Estados Unidos, Rusia, China o Medio Oriente

La exitosa marca de moda y lujo londinense, Jimmy Choo, está a la venta.

La compañía declaró que había “decidido realizar una revisión de las diversas opciones estratégicas abiertas a la empresa para maximizar el valor para sus accionistas” y que estaba buscando ofertas para el negocio.

Tras el anuncio, las acciones de Jimmy Choo subieron 10%, valorando al grupo en más de 800 millones de dólares y se espera que la venta atraiga el interés de los compradores de Estados Unidos, China, Rusia y Medio Oriente.

Jimmy Choo nació en Penang, Malasia, en una familia de zapateros. Realmente su apellido es Chow, pero fue escrito incorrectamente en su certificado de nacimiento como Choo. Su padre le enseñó a hacer zapatos, y a menudo se dice que hizo su primer zapato cuando tenía 11 años.

Choo trabajó en restaurantes y como limpiador en una fábrica de zapatos para ayudar a financiar su educación universitaria, graduándose de la Cordwainers Technical College en Hackney (ahora parte del London College of Fashion) en 1983.

Comenzó a trabajar en una tienda en Hackney que abrió en 1986, y sus diseños fueron notados muy pronto, logrando aparecer a 8 páginas en una edición de 1988 de la revista Vogue. El patrocinio de Diana, la princesa de Gales, impulsó aún más su imagen.

Los diseños de Jimmy Choo llamaron la atención desde sus inicios. La princesa Diana estuvo entre sus clientes.
Los diseños de Jimmy Choo llamaron la atención desde sus inicios. La princesa Diana estuvo entre sus clientes.

Fundó su propia empresa en Londres en 1996 junto con la entonces editora de accesorios de Vogue, Tamara Mellon. Hoy cuenta con 150 tiendas en todo el mundo.

La compañía se ha beneficiado de la caída en la libra esterlina desde el referéndum de la UE y se está expandiendo en China, y le ha ido mejor que a otros minoristas de lujo como Burberry.

La venta fue respaldada por los directores independientes de la compañía y JAB Luxury, su accionista mayoritario con una participación del 68%.

JAB, una compañía de inversión propiedad de la multimillonaria familia alemana Reimann, una de las dinastías empresariales más ricas de Europa, quiere vender su participación en el grupo de zapatos para centrarse en alimentos y otros bienes de consumo.

JAB ha estado construyendo un imperio de marcas de café y el año pasado añadió Krispy Kreme Donuts a su cartera. También es dueño de la marca de cosméticos estadounidense Coty.