¿Cómo podemos ayudar a la Madre Tierra y al medio ambiente?

Hay 5 consejos prácticos con los que podemos generar un cambio

¿Cómo podemos ayudar al cuidado del medio ambiente? ¿Cómo ayudar a la Tierra? No es tan difícil como crees, por eso te compartimos 5 consejos básicos que debemos aplicar.

Ahorra el agua en casa.

Desperdiciar el agua es una de las maneras más nocivas de impactar la salud de la Tierra, y usar menos agua es definitivamente una decisión que podemos tomar y realizar.

Siempre revisa y arregla cualquier fuga de agua e instala dispositivos ahorradores de agua en los grifos e inodoros. ¡Cierra la llave de la regadera! Puedes poner una cubeta abajo de la regadera para reutilizar el agua que sale mientras esperas a que salga caliente, ¡y nada de enjabonarse con la llave abierta!

Emplea un método que requiera menos agua para lavar los platos y no dejes la llave del grifo abierta, ni para los platos, ni al lavarse las manos ni los dientes.

 

Utiliza menos químicos.

Los químicos son un verdadero peligro para las vías fluviales y la vida acuática, pero los usamos para limpiar nuestros cuerpos, casas, autos y todo lo demás, pero seguramente podemos encontrar alternativas para evitar el uso de algunos.

Para los trabajos de limpieza básicos se puede emplear una solución de ½ de vinagre blanco y ½ de agua funciona igual que casi la mayoría de limpiadores comerciales. El bicarbonato de sodio y la sal también son limpiadores no tóxicos y económicos, pero si no hay alternativas buenas de un producto tóxico, emplea la cantidad mínima necesaria.

¿Y por qué no probar con champús o jabones hechos por nosotros mismos?

Deshazte de los desechos tóxicos de inmediato.

No se debe echar la pintura, el aceite de automóvil, el amoníaco y muchos otros químicos al desagüe ni al césped porque humedecerán la tierra y terminarán en los depósitos de agua subterránea. Ponte en contacto con autoridades sanitarias o de ecología de tu comunidad para averiguar dónde está el vertedero de desechos tóxicos más cercano.

Contribuye a identificar a los contaminantes de agua.

Por lo general, los culpables de la contaminación del agua son las empresas e industrias. Para poder proteger el agua del mundo, los ciudadanos debemos hacer oír nuestra voz y buscar maneras de detener la contaminación. 

¿Y por qué no ser voluntario para ayudar a limpiar playas, bosques o las orillas de los ríos o los caminos? Ayuda a que los demás participen en las iniciativas para limpiar el agua del área donde vivas.

Usa menos electricidad.

El carbón y el gas natural son las fuentes de energía más comunes que se convierten en electricidad. La quema de estas substancias es un factor determinante en la contaminación mundial del aire. Reducir tu dependencia de la electricidad será excelente para que contribuyas a salvar el planeta. Esto es lo que puedes hacer:

Apaga las luces de cualquier habitación de la que salgas, ¡y usa focos LED ahorradores! Apaga los equipos eléctricos cuando no los estés usando, no importa si es en casa u oficina. Si tienes aire acondicionado central, no cierres las rejillas de las habitaciones que no se usan. Enciende el calentador de agua sólo cuando lo vayas a usar. Cuando uses el horno y esté en uso, abre la puerta la menor cantidad de veces, porque cada vez que la abres, baja la temperatura unos 25 a 30 grados. Lava la ropa con agua tibia o fría en lugar de agua caliente.

Y claro…¡planta árboles! ¡Planta muchos árboles! Los necesitamos nosotros, y ayudaremos a la Madre Tierra.