Melania Trump es más popular que su esposo, el presidente de EU

Las encuestas la favorecen, viendo a una primera dama que va tomando experiencia en sus funciones

Después de 100 días de la presidencia de Donald Trump, la primera dama Melania Trump es más popular que su marido en las encuestas de opinión, un hecho que la ha valido felicitaciones públicas o comentarios favorables recientemente.

En lo que siempre ha sido un papel mal definido, la Sra. Trump, de 47 años, ha comenzado a dar forma a la clase de primera dama que quiere ser.

Ella ha estado viviendo en Nueva York en Trump Tower mientras que el hijo de la pareja, Barron, de 20 años, termina el año escolar.

Hasta ahora, sus compromisos incluyeron entretener a las esposas de los jefes de Estado en la Casa Blanca y Mar-a-Lago, y presidió eventos que iban desde el baile de los gobernadores hasta el almuerzo del Día Internacional de la Mujer, presidir la ceremonia del International Women of Courage Awards y el tradicional evento de huevos de Pascua para los niños en la Casa Blanca.

Precisamente en esa ceremonia, Melania tuvo el gesto de recordarle al presidente que debía colocar su mano sobre el corazón al escuchar el himno nacional, lo que por supuesto se hizo viral. Después de todo, vimos a una primera dama atenta a las formas, ayudando a su esposo, quien fácilmente ignora o rompe esos esquemas de la política.

Melania tuvo que recordar al presidente colocar su mano en el corazón al escuchar el himno nacional.
Melania tuvo que recordar al presidente colocar su mano en el corazón al escuchar el himno nacional.

La Sra. Trump también ha visitado a mujeres en un refugio para víctimas de abuso doméstico, con soldados heridos en el hospital, fue a un hospital para niños y llevó a la reina Rania de Jordania a una escuela de niñas en una zona de Washington.

Los críticos de moda han elogiado la compostura y las opciones del modelo anterior, en particular el traje azul en polvo de Jackie Kennedy que usó el Día de la Inauguración, junto con su amor por los vestidos de abrigo, los zapatos de Christian Louboutin y las gafas de sol Gucci.

Carl Sferrazza Anthony, un historiador de las primeras damas, dijo a CNN: Melania Trump es, a mi imaginación, emergiendo como una Mona Lisa de primeras damas porque es por su apariencia y su postura que parece dar una fuerte impresión. Una calidad centrada, una calidad independiente.”