Mira como esta “selfie” resolvió un homicidio

Hace dos años Brittney Gargol fue asesinada y hasta ahora, Cheyenne Rose Antoine de 21 años, confesó haberla matado después de haber tenido una discusión.

La joven confesó al jurado, a través de su abogado, que estranguló a Gargol pero no recuerda como lo hizo, aceptó haber bebido y discutido con ella, momentos después vio a su amiga inconsciente y sin pulso, por lo que llevó el cadáver a las orillas de la carretera Saskatchewan en Canadá, donde fue encontrado en 2015.

La Policía asegura que un ‘selfie’ de las dos jóvenes publicado horas antes del suceso supuso una prueba clave, ya que en esa instantánea la sospechosa llevaba un cinturón que podría haber sido el arma del crimen, informa CBC News.

 

 

En Estados Unidos liberan a 13 hermanos que estaban encadenados por sus padres