Pancho Chimal, jefe de escoltas de hijo del Chapo es abatido en Sinaloa

Se le identificaba como jefe de escoltas de Iván Archivaldo Guzmán

Confirmado: Francisco Javier Zazueta Rosales, conocido como Pancho Chimal, fue abatido por elementos de las Armada de México tras un enfrentamiento en Badiraguato, Sinaloa, informó la Secretaría de Marina (Semar).

Identificado como presunto jefe de escoltas de Iván Archivaldo Guzmán, hijo de Joaquín el Chapo Guzmán, Pancho Chimal era líder de un grupo armado de Villa Juárez, “Los Chimales”, y se les atribuye haber dado la orden del ataque a militares el 31 de septiembre de 2016.

Autoridades dieron a conocer que en el lugar de los hechos se encontraron dos rifles calibre .223, uno de ellos con aditamento para lanzagranadas.

También se decomisó un rifle AK-47, mejor conocido como “cuerno de chivo”, dos cargadores abastecidos para fusil .223, así como siete cargadores abastecidos para AK-47; equipo táctico, radio comunicación y cartuchos percutidos, no se especificó cantidad ni a qué calibre pertenecían.

Luego de que se le realizar pruebas con huellas dactilares, autoridades confirmaron que se trataba de “El Chimal”. Familiares del hoy occiso acudieron a reconocer el cuerpo.

Zazueta Rosales había sido detenido el pasado 18 de febrero por elementos de la Marina, en el fraccionamiento Acueducto, e identificado como el responsable de la emboscada al convoy militar donde murieron cinco elementos del Ejército y diez más resultaron heridos.

El 16 de marzo pasado, los reos federales Juan José Esparragoza Monzón “El Negro”; Jesús Peña González “El 20”, Alfredo Limón Sánchez “El Limón”; Rafael Guadalupe Félix Núñez “El Chanquito Ántrax” y Francisco Javier Zazueta Rosales “Pancho Chimal” escaparon del Centro Penitenciario de Culiacán.

 

Sinaloa es la cuarta entidad más violenta a nivel nacional.

En 2016 fueron cometidos mil 161 homicidios dolosos y ocupó el quinto lugar en este delito, por cada 100 mil habitantes, después de Colima, Guerrero, Chihuahua y Baja California Sur.

Culiacán y Mazatlán están en la lista de la Secretaría de Gobernación, de los 50 municipios con mayor índice criminal, en los que se implementó un programa para erradicar la violencia.