¿Se puede morir de amor?

¿Se puede morir de amor?

¿Cuántas veces le gritaste al mundo que morirías de amor y te ignoraron?

Por todas esas veces que el mundo entero no te tomó en serio, ya tienes una manera de comprobar que tus amenazas no siempre son en vano.

Según un estudio realizado en la Universidad de Glasgow que analizó la evolución de 4,000 matrimonios de entre 45 y 64 años de edad entre 1979 y 2004, perder a la persona que amas puede conducir a la muerte.

Los investigadores indicaron que el lapso de tiempo en el que esto puede suceder es los siguientes seis meses luego de la muerte de la persona; y a partir del séptimo mes y durante los próximos cinco años, se elevan las probabilidades de desarrollar padecimientos del corazón.

Pero no se trata solamente del “dolor” que ocasiona esta pérdida, se trata de cómo actúan las personas ante la muerte de la persona que aman. En la etapa del duelo se pueden desarrollar hábitos poco sanos, como beber en exceso, fumar y alimentarse mal. Adicionalmente, también podría ser que desarrollen el padecimiento más importante, conocido como “síndrome del corazón roto” o “miocardiopatía de Tako-Tsubo”, el cual debilita el músculo que se encarga de bombear la sangre cuando se vive una situación de estrés emocional. Los síntomas, dolor en el pecho, mareo y dificultad para respirar, son bastante similares a los de un infarto.

Entonces, quizá es momento de empezar a tomar en serio a todos aquellos que dicen que “morirán de amor“.