Muy pronto podrías tener relaciones sexuales con robots. ¿Lo harías?

Los nuevos robots creados para el sexo amenazan con impactar en las futuras relaciones entre seres humanos y androides, un tema del que se habla poco pero cuyas consecuencias pueden ser muy significativas.

Noel Sharkey, un reconocido profesor emérito de robótica e inteligencia artificial, señaló que la sociedad debería tener en cuenta el impacto y riesgo de todos los tipos de robots sexuales, para definir lo que es permisible.

El mercado de la tecnología del sexo maneja negocios a nivel mundial cercanos a los 30 mil millones de dólares, pero es imposible saber cuántas personas poseen ya muñecas-robots para el erotismo.

El desarrollo tecnológico en el campo de la robótica y la inteligencia artificial sugiere que máquinas muy evolucionadas están ya en el horizonte. El hecho de que probablemente se inspirarán en la pornografía y serán muy semejantes a los seres humanos de sexo femenino infunde legítimos temores.

Las investigaciones científicas que indagan las implicaciones sociales, legales y morales de las relaciones con los robots son poquísimas. Por ejemplo, juguetes sexuales “inteligentes” podrían ser hackeados con el objetivo de recoger datos e información acerca de los usuarios.

Los robots sexuales son un fenómeno relativamente nuevo y un paso más allá de las muñecas sexuales, que se han sofisticado enormemente en los últimos años. La mayoría de ellas tienen piel de silicona, esqueleto de metal articulado y cabello y ojos extremadamente realistas.

En su mayoría tienen forma femenina, aunque Sinthetics, en Los Ángeles, California, ha logrado algún éxito comercial con sus muñecos sexuales.

El diseño de los robots sexuales, que pueden ser tanto masculinos como femeninos, podría llevar a una objetivación de la mujer dado que, las versiones femeninas de estos robots, se diseñan a partir de actrices de la industria pornográfica.

Y eso podría afectar a las interacciones humanas de otra manera porque, ¿acaso dejaríamos de interactuar con los humanos porque es más fácil hablar o mantener relaciones sexuales con los robots?

 

También podría gustarte