Rusia se dice preocupada por escala de tensión en Corea

Moscú llama a las dos Coreas a actuar con contención.

Dmitri Peskov, vocero del Kremlin, ha declarado que Moscú convocó tanto a Corea del Norte como del Sur, a actuar con contención y no dar pasos provocativos.

Peskov recalcó que Rusia apoya la solución por vías políticas y diplomáticas en todas las crisis que vive Corea del Norte, lo anterior lo hizo en declaraciones a periodistas.

Mientras las tensiones en la península de Corea aumenta con las maniobras militares, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, tendrá un traslado este domingo 16 de abril, a Corea del Sur, coincidiendo así con el momento en el que se espera que Pyongyang realice una nueva prueba nuclear.

El presidente Donald Trump, había declarado este viernes que Corea del Norte es un problema, y un problema que será atendido“, aunque aún no ha dejado claro de qué forma haría frente a la carrera armamentista planeada por el régimen de Pyongyang.

Han Sang Ryol, viceministro de Exteriores norcoreano, había criticado al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump por las provocaciones realizadas al ejército de Corea del Norte a través de tuits, además de advertir que su país podría ir a guerra contra Estados Unidos, si es que el país americano así lo quiere provocar.

El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, también se sumó a las palabras del gobierno ruso al sentenciar que “si hay una guerra el resultado será una situación en la que nadie saldrá ganador“, que por otra parte el triunfador “tendría que asumir una responsabilidad histórica y pagar el precio”.

Las relaciones entre estos tres países han ido creciendo en tensión desde la llegada al poder por parte de Donald Trump por acusaciones realizadas sobre el gobierno ruso, al igual que por las constantes amenazas entre el régimen de Pyongyang, aunado con las pruebas nucleares que ha presentado en los últimos meses, lo que ha despertado la preocupación por parte de Rusia y Estados Unidos.