Sábado de Gloria violento en territorio mexicano

Se registraron ataques armados en Acapulco y Guanajuato

 

El sábado 15 de abril se registraron ataques con armas de fuego en los estados de Guanajuato y Guerrero, dejando saldo de 12 muertos y 17 heridos.

El primer ataque registrado en el estado de Guanajuato, tuvo lugar en el municipio de Jerécuaro, dentro de la localidad de Salto de Peña, en donde se desarrollaban peleas clandestinas de gallos dentro de un predio de la entidad.

Un grupo armado ingresó al lugar para abrir fuego contra los asistentes, dejando un saldo de cinco personas fallecidas, además de 12 heridos, los cuales fueron trasladados a los Hospitales de Apaseo el Alto y Celaya.

Un saldo de 11 personas fallecidas dejaron los ataques del sábado en Guanajuato.
Dos ataques fueron registrados en el estado de Guanajuato.

El segundo ataque armado registrado en Guanajuato, ocurrió en el municipio de Tarimoro, cuando se registró una balacera en la calle Fidel Ángel Ramírez, en donde cinco hombres perdieron la vida derivado de los ataques, además de una mujer que fue herida en el lugar, perdió la vida en su traslado al nosocomio, de igual manera se reportaron dos heridos más.

El ataque se dio durante las celebraciones de la semana mayor en la república mexicana.
El ataque en Acapulco dejó un saldo de una persona fallecida y seis heridos.

Por otro lado, se registró un ataque armado en la zona turística de Acapulco, Guerrero, dejando como saldo a una persona muerta y seis heridos.

Los hechos se dieron alrededor de las 22:00 horas, cuando un presunto narcomenudista trató de refugiarse entre un grupo de personas que se encontraban en la explanada del parque de la Reina.

El reporte policial de la entidad informa que desde un auto Nissan tipo Platina sin placas de circulación, se ejercieron disparos en contra de un joven ocasionándole la muerte inmediata, derivado de los disparos con arma de fuego, seis personas más resultaron heridas.

En total se registraron 12 decesos en la sangrienta jornada de sábado que se vivió en los dos estados de la república mexicana, coincidiendo así con las vacaciones de muchas personas a lo largo del país con motivo de la Semana Santa.