Vargas Llosa defiende a la literatura sobre los sistemas audiovisuales

Vargas Llosa defiende a la literatura sobre los sistemas audiovisuales

El ganador del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, subrayó que uno de los retos de la actualidad es impedir que la gran revolución audiovisual acabe con la literatura.

En su presentación en el Auditorio Luis Elizondo del Tecnológico de Monterrey, con la conferencia magistral “Víctor Hugo y mis pasiones literarias”, el escritor peruano rechazó estar en contra del mundo audiovisual ya que es algo que enriquece extraordinariamente a las personas.

Sin embargo, dijo, éste es un medio que puede ser censurado, al existir un control de su transmisión, mientras que la literatura, no tiene límites ni censuras.

“A diferencia de la literatura, los sistemas audiovisuales sí pueden ser controlados por el poder y esa manipulación tiene efectos políticos y sociales profundamente negativos sobre todo en el campo de la libertad”, subrayó.

Vargas Llosa indicó que la literatura se ha tratado de controlar. No obstante, ésto no es posible. La literatura, “de alguna manera o rompe esas barreras o simplemente desaparece.

En su charla impartida a estudiantes del Tecnológico, el autor subrayó que “vivimos un mundo que está por debajo de lo que somos capaces de inventar o de fabricar con nuestro talento, pero también con nuestros sueños y nuestras frustraciones.

“Si en algún momento no hubiéramos sentido ese malestar hacia la vida que vivimos, no habríamos salido de las cavernas, y seguiríamos todavía ahí desnudos y tatuados como nuestros ancestros, atemorizados por la lluvia, el trueno, el terremoto, los animales”, apuntó.

“Ese sentimiento de insatisfacción, de desafección con el mundo tal como es lo que se llama el espíritu crítico, que es el gran factor de transformación, de cambio, de renovación que ha permito al ser humano, conocer el fondo de la materia, salir del espacio y llegar a las estrellas”, comentó.

Vargas Llosa aseguró que el soñar, fantasear, adivinar otras vidas posibles, escribirlas y contagiarlas a través de la lectura a otros seres humanos está fundamentalmente tras ese malestar y ese desasosiego que nos llega a cambiar.